Muere con 44 años Esperanza Camacho, concejal del PA desde 2005 hasta mayo

Comentarios 0

Esperanza Camacho, ex concejal del Partido Andalucista en Sevilla desde 2005 y hasta el pasado mes de mayo, murió ayer, víctima de una larga enfermedad. Tenía 44 años. Camacho estaba casada y era madre de dos hijos. Era administrativa de profesión, además de estudiante de Psicología. Dirección y militantes del PA se encuentran muy afectados por la noticia de su fallecimiento.

Miembro del comité de Sevilla del Partido Andalucista desde 2000, Esperanza Camacho ocupó distintos puestos de responsabilidad en la organización, especialmente relacionados con las políticas sociales y de igualdad. Antes de entrar como concejal en el Ayuntamiento hispalense, Camacho había trabajado en la empresa pública Deporte Andaluz. Tras su labor durante dos años como edil de Sevilla, su partido volvió a confiar en ella y ocupó el puesto número 4 de las listas del PA en las pasadas elecciones municipales, aunque no pudo volver a la Corporación porque los andalucistas no obtuvieron representación municipal el pasado mayo en la candidatura que encabezó Agustín Villar.

Esperanza Camacho conquistó el Ayuntamiento con su simpatía, que el duro tratamiento contra su grave enfermedad no consiguió nunca doblegar, y con sus ganas de trabajar. Muy enferma desde hace seis meses, los portavoces municipales le enviaron fuerza y la tuvieron en el recuerdo en el último pleno del pasado mandato, al que ya no pudo asistir.

Además de en el PA, la noticia ha caído como un jarro de agua fría también en las filas del PP, muchos de cuyos concejales fueron compañeros suyos de Corporación el pasado mandato, y en las del Gobierno local (PSOE-IU). Todos estuvieron pendientes de la evolución de su compañera.

Esperanza Camacho llegó a la política de la mano de su hermano mayor, Miguel, y desempeñó una tarea muy importante, pese a la merma de la enfermedad, en la organización de los actos de precampaña y campaña de las elecciones municipales del 27-M.

Fue una mujer especialmente vinculada a los temas de protección de medio ambiente y encabezó en su partido el movimiento ciudadano contra lo que denominaron arboricidio, la tala indiscriminada de árboles por la peatonalización.

Sus compañeros de grupo y de Corporación destacaron su entrega a las tareas municipales. "Sólo faltó el tiempo imprescindible pese a su enfermedad; se daba la terapia cada martes y el jueves siguiente ya estaba trabajando en el Ayuntamiento". "Demostró mucha fuerza, fue un ejemplo de lucha para todos y no se rindió hasta el final". En plena lucha contra la enfermedad, siguió cursando estudios de Psicología. Después del funeral celebrado ayer, su familia, por expresa decisión suya, donó su cuerpo a la Facultad de Medicina.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios