Nuevos políticos en el viejo continente

  • Un centenar de alumnos de Secundaria y Bachillerato debaten estos días sobre el futuro de Europa

Montse tiene 21 años y cuando cursaba cuarto de ESO en el San Francisco de Paula fue seleccionada, junto a cuatro compañeros de su colegio, para participar en una sesión nacional del Parlamento Europeo de los Jóvenes. Una oportunidad que la llevó finalmente hasta Praga, donde por primera vez en su vida y con apenas 17 años pudo debatir sobre el futuro de Europa y decidir, junto a otros alumnos de distintos países, sobre los asuntos pendientes del viejo continente. Ayer, en la III Sesión Nacional del Parlamento Europeo de los Jóvenes de España en Sevilla, su papel era otro, pero igual de importante, como organizadora del evento y coordinadora de los grupos que en el Parque de María Luisa se concentraron.

"Ahora estudio Administración y Dirección de Empresas, pero tras la experiencia de Praga la vida nos ha cambiado. Por ejemplo, Ana es otra de las organizadoras que fue al internacional y finalmente ha decidido ser política", explicó Montse, quien ve en esta actividad "una ocasión perfecta para hacer buenas amistades".

La sesión nacional (SENS'08), organizada por la EYP España, tendrá una duración de cuatro días. En esta fase previa a las sesiones internacionales, que se celebrarán el próximo otoño (Rennes, Francia) y primavera (Estocolmo), los 104 alumnos seleccionados vivirán a modo de ensayo lo que les espera en la futura cita internacional.

Sólo tres alumnos españoles acudirán al gran debate parlamentario, cuya máxima recompensa para los jóvenes es ver cómo las resoluciones tomadas por estos precoces diplomáticos son llevadas al Parlamento Europeo y aprobadas por esta institución.

Por el momento, ayer los jóvenes provenientes de institutos de Barcelona, Sevilla, Madrid, Grecia, Rumania, Ucrania y Estonia compartieron una jornada de convivencia en el Parque de María Luisa, donde mediante juegos educativos se conocieron entre ellos. "El primer paso es que se comuniquen, siempre en inglés, porque el último día se celebrará un pleno en la Diputación de Sevilla donde los alumnos defenderán las propuestas de los ocho comités que hemos formado y votarán las resoluciones trabajadas y redactadas -en inglés- durante los cuatro días", explicó Cristina Mont, monitora del evento.

A lo largo de estos días, en la Universidad Pablo de Olavide se debatirán temas de máxima actualidad en un intento de acercar las instituciones europeas a los alumnos. Los distintos comités de trabajo contarán con el asesoramiento de expertos como Raúl Jiménez, director de los Modelos de Naciones Unidas en España y experto en el Comité de los Derechos Humanos. Asuntos como la independencia de Kosovo o la política de inmigración en la Unión Europea son algunos de los debates que entablarán.

Entre juego y juego, surgen las anécdotas como las que Georgina y Carla del Valle, organizadoras del acto de Barcelona, recuerdan de sus experiencias parlamentarias. "La homosexualidad, la inmigración, el terrorismo o la integración de Turquía en la Unión Europea son algunos de los temas que siempre levantan más polémica entre los jóvenes que debaten en el Parlamento", comentan las estudiantes. Las visitas de políticos y diplomáticos es otra de las cuestiones más llamativas para los que ya asistieron a las sesiones internacionales, como la de Josep Borrell en el encuentro en París 2006, o el patrocinio de Nicolas Sarkozy para la próxima sesión internacional en Rennes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios