La OCDE advierte que los jóvenes de hoy serán más pobres en la vejez que los actuales jubilados

Según un nuevo informe publicado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), las jóvenes generaciones afrontarán mayores riesgos de desigualdad en la vejez que los jubilados actuales y su experiencia en la vejez con respecto a las generaciones nacidas en la década de 1960 cambiará drásticamente. Además, "al reducirse el número de miembros de la familia, al aumentar la desigualdad durante la vida productiva y al instaurarse reformas que han disminuido los ingresos por concepto de pensiones, algunos grupos afrontarán un mayor riesgo de pobreza".

En el estudio titulado Preventing Ageing Unequally se afirma que, en 1980, en la OCDE había una media de sólo 20 personas de 65 años o más por cada 100 personas en edad productiva. Para 2015 esta cifra había aumentado a 28 y para 2050 se proyecta que casi se duplique hasta alcanzar 53. "Muchas economías de la OCDE y emergentes envejecen con mucha más rapidez", apunta la organización. Al mismo tiempo, la desigualdad ha ido en aumento de generación en generación. "Entre quienes empiezan su vida productiva, ahora la desigualdad es mucho mayor que entre los ancianos de hoy", manifiesta el informe.

Los futuros ancianos se encontrarán en situaciones más diversas: las personas vivirán más, pero también muchos más de ellos habrán estado desempleadas en algún punto de su vida productiva y habrán recibido sueldos menores.

De acuerdo con este estudio, la desigualdad en la educación, la salud, el empleo y los ingresos comienza a acumularse desde una edad temprana. De media en todos los países, un hombre de 25 años de edad con educación universitaria puede esperar vivir casi ocho años más que un colega con un nivel educativo más bajo; en el caso de la mujer, la diferencia es de 4,6 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios