Once estaciones miden dos veces por semana la salinidad del río

  • La Confederación apuesta por "medidas de calado" para resolver este problema

Comentarios 4

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) considera que solucionar los episodios de alta salinidad y turbidez que sufre el estuario del río Guadalquivir es "complejo" y requerirá "medidas de calado" que tendrán que ser consensuadas por todos los agentes implicados en su gestión, tales como la propia Confederación, la Consejería de Medio Ambiente, la Dirección General de Costas o el Puerto de Sevilla. Así, según el director técnico de la CHG, Juan Saura, e las temporadas en las que haya agua en abundancia, como la presente, "no habrá ningún problema, pero sí se reproducirán los episodios de salinidad y turbidez en años secos", que son "los más frecuentes en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir".

Para controlar la evolución de estos parámetros, la Agencia Andaluza del Agua ha fijado 11 estaciones de muestreo repartidas entre la presa de Alcalá del Río y Sanlúcar de Barrameda, en las que, dos veces por semana, se determina la concentración de sólidos en suspensión, la turbidez y la conductividad. Asimismo, se realiza un seguimiento de las operaciones de dragado del entorno del puente del Metro en cuanto a la evolución de la concentración de sólidos en suspensión. Para ello se han seleccionado también once estaciones de referencia en el entorno de la zona de trabajos.

Por otra parte, se ha constituido un grupo de trabajo integrado por las Universidades de Granada, Córdoba y el Instituto de Ciencas Marinas de Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que ha puesto en marcha un ambicioso proyecto de investigación para controlar diversos parámetros en el estuario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios