Oncólogos y cardiólogos se alían frente a los efectos tóxicos de los tratamientos

  • El proyecto aspira a evitar daños en el corazón de los fármacos tóxicos frente al cáncer

La doctora Marinela Chaparro y el doctor Rafael J. Hidalgo en el Hospital Macarena. La doctora Marinela Chaparro y el doctor Rafael J. Hidalgo en el Hospital Macarena.

La doctora Marinela Chaparro y el doctor Rafael J. Hidalgo en el Hospital Macarena.

La Unidad de Imagen Cardiaca se ha unido a Oncología y a Hematología para favorecer el diagnóstico y el tratamiento precoz frente a las complicaciones cardiovasculares causadas por determinados tratamientos oncológicos. "Entre los efectos secundarios de determinados fármacos antitumorales se encuentran la insuficiencia cardiaca y la disfunción sistólica. Son efectos tóxicos de los tratamientos frente al cáncer", explica la doctora Chaparro.

Los avances en las terapias oncológicas han permitido prolongar la esperanza de vida de los enfermos de cáncer pero a un elevado coste debido a los efectos cardiovasculares de algunos tratamientos. Esta realidad implica que cada vez más enfermos de cáncer logren superar los tumores, pero al mismo tiempo un porcentaje de pacientes terminan padeciendo problemas cardiovasculares que pueden tener desenlaces nefastos. El objetivo de la nueva alianza entre distintas especialidades, en concreto entre los oncólogos, los cardiólogos y los hematólogos, es detectar de manera precoz las posibles complicaciones sobre el corazón de los tratamientos, mediante las pruebas de imagen. "Ahora tenemos la capacidad mediante ecocardiografía de detectar de forma precoz ese daño y aplicar terapias de prevención que podrían evitar esas complicaciones", explica la doctora Chaparro. Los avances permiten que "podamos detectar problemas en el corazón de manera subclínica; es decir, antes de que dé síntomas", añade.

La comunicación entre oncólogos y cardiólogos facilitará un seguimiento exhaustivo de los enfermos oncológicos sometidos a tratamientos cardiotóxicos. Se trata de un proyecto que se implantará en el Hospital Macarena y que aún está poco desarrollado en el ámbito estatal. Es "el Proyecto de Unidad de Cardio-Oncología, presente ya desde hace unos años en EEUU y Europa, que aún no está implantado de forma regular en España, y cuyo abordaje multidisciplinar consideramos básico en el cuidado de estos pacientes; y que además abre importantes líneas de investigación en este campo", comenta la responsable de la Unidad de Imagen Cardiaca. Oncólogos y cardiólogos del Macarena han participado en el documento de consenso elaborado por las sociedades científicas nacionales de Oncología y Cardiología para la implantación de este proyecto en los hospitales españoles. Esta área hospitalaria se encuentra embarcada además en un plan funcional de reestructuración para la ampliación de los espacios y la modernización de las instalaciones. Las consultas para realizar las ecocardiografías en el Macarena ocupan actualmente espacios pendientes de reformas dentro del proyecto de renovación que comenzó a ejecutarse en el centro hospitalario desde hace años.

El equipo de cardiólogos especializados en las pruebas de imagen del Macarena participa en diferentes líneas de investigación (insuficiencia cardiaca, miocardiopatías, hipertensión pulmonar y cardiopatía isquémica) en colaboración con otros hospitales. Los continuos avances conllevan que esta rama de la cardiología requiera de una formación cada vez más específica de los galenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios