Sevilla

El PP acusa a Espadas de "improvisar" en Mercasevilla y le pide acordar con Mercasa el "futuro" de la empresa

  • Intentará "matizar la posición" de la sociedad estatal e insiste a Espadas en que "hay margen" para un pacto entre ambas partes

Alberto Díaz. Alberto Díaz.

Alberto Díaz. / M. G.

El Grupo popular del Ayuntamiento hispalense ha acusado este lunes al alcalde de la ciudad, el socialista Juan Espadas, de "improvisar" en la gestión de la sociedad mixta Mercasevilla, declarada en concurso voluntario de acreedores y en plena maniobra para esquivar su liquidación. En paralelo, le reclama que el Ayuntamiento, como socio mayoritario de la empresa, "alcance un acuerdo" con Mercasa, segundo socio de la entidad, para garantizar el "futuro" del mercado central. 

El concejal del PP Alberto Díaz ha celebrado este lunes una rueda de prensa, en su calidad de consejero de la empresa gestora del mercado central en representación del Ayuntamiento, socio mayoritario de esta empresa declarada en 2016 en concurso voluntario de acreedores. 

La empresa solicitó dicho concurso voluntario de acreedores, después de que la sociedad estatal Mercasa, segundo socio de la misma, no apoyase una ampliación de capital promovida ante una sentencia que condena a la entidad a pagar casi nueve millones de euros a la constructora Sando, toda vez que la indemnización se eleva ya a más de 22 millones de euros a cuenta de los intereses de demora. 

En el marco del citado concurso de acreedores, los administradores concursales de Mercasevilla han fijado en 26,6 millones de euros la deuda total de acreedores afrontada por la empresa, una cuantía copada por la sentencia de Sando, ya ratificada por el Tribunal Supremo. Al respecto, media ya una propuesta de convenio de acreedores con una quita del diez por ciento de la deuda global y un periodo de pago de tres años. 

Para materializar los pagos de dicho convenio, el Ayuntamiento y Mercasa habrán de aportar los fondos necesarios como socios principales de la empresa, toda vez que todo esto ocurre en un contexto en el que en junio de 2021, y según los estatutos de Mercasevilla, la sociedad quedará automáticamente disuelta y todos sus activos y pasivos revertirán en el Ayuntamiento, con lo que además es necesario definir el futuro de la gestión del mercado central hispalense. 

Dado el caso, el pleno del Ayuntamiento hispalense aprobaba recientemente con el apoyo de todos los grupos municipales, a excepción de la abstención del PP, una propuesta que incluía la adhesión del Consistorio al convenio de acreedores y en consecuencia "la aportación de los fondos necesarios para las obligaciones de pago". 

Además, contempla una "oferta" a Mercasa para que participe en la "gestión conjunta" del mercado central más allá de que en 2021 se disuelva la empresa, con "las nuevas aportaciones de fondos necesarias que correspondan en función de su participación accionarial".

El acuerdo incluye, por cierto, el compromiso de "articular para el futuro desarrollo conjunto de la actividad los mecanismos societarios necesarios para que las eventuales plusvalías que en su caso se generasen por cualquier transmisión o enajenación de activos inmobiliarios adscritos a Mercasevilla, una vez realizadas en su caso las inversiones necesarias para una reubicación de las instalaciones del mercado, se consideren imputadas o vinculadas al Ayuntamiento" como tal. 

Y es que los terrenos donde se asienta Mercasevilla, de titularidad municipal, están calificados como suelo residencial y un hipotético traslado de las instalaciones permitiría la venta de tales suelos con los correspondientes ingresos, si bien se trata de suelos inscritos en favor del Consistorio y no de Mercasevilla como tal. 

En ese contexto, el Gobierno local socialista reconocía durante la sesión plenaria que median "discrepancias" entre el Ayuntamiento y Mercasa respecto al futuro más allá de 2021 y el destino de los suelos, mientras el PP señalaba el asunto de los terrenos y se oponía al "desguace" de la empresa y el resto de grupos acusaban a los populares de vestir "la camiseta de Mercasa" en lugar de defender los intereses de la ciudad. 

En ese sentido, el concejal del PP Alberto Díaz ha dado cuenta en su rueda de prensa de que Mercasevilla prevé celebrar el jueves una sesión de su consejo de administración, con un orden del día que incluye la aprobación de la propuesta del convenio de acreedores y los planes de pago y de viabilidad asociados al mismo. 

A partir de ahí, Díaz ha avisado de que por sentido común, los citados acuerdos deberían ser reordenados, para aprobar primero el plan de viabilidad de Mercasevilla, después el plan de pago y finalmente dicho convenio. Pero además, ha alertado de que para el "plan de viabilidad" se contemplan dos documentos según la permanencia o no de Mercasa en la futura gestión del mercado central, aunque con "las mismas condiciones y circunstancias" en ambos casos. 

Por eso, ha opinado que esta sesión del consejo de administración ha sido promovida con "improvisación, incertidumbre y falta de rigor y transparencia", reclamando una información "más específica" respecto a los escenarios de futuro de la empresa con relación a la postura que finalmente adopte Mercasa. 

Pero sobre todo, Alberto Díaz ha avisado de que tras reconocer el Gobierno local socialistas sus "discrepancias" con Mercasa, la situación está "en el mismo punto", pero con la citada sesión del consejo de administración ya convocada, porque a comienzos de mayo vence el plazo estipulado para aprobar un convenio de acreedores que impida que Mercasevilla se hunda en un proceso de liquidación. 

Dado el caso, el concejal del PP ha reclamado al Gobierno local socialista que "se siente con Mercasa y alcance un acuerdo" con el segundo socio de la empresa, para que la posición de la sociedad estatal sea "positiva para el futuro de Mercasevilla". Al respecto, ha asegurado que el PP seguirá mediando con Mercasa, para "intentar" que la entidad "matice su posición todo lo que sea posible". "Vamos a dejarnos la piel para alcanzar un acuerdo favorable", ha insistido, exponiendo que "hay suficiente margen de maniobra" para que el Ayuntamiento y Mercasa alcancen un pacto. 

Tal extremo le ha llevado a insistir en que Mercasa es "fundamental" para el futuro de Mercasevilla, al contar con "músculo financiero, capacidad técnica, experiencia y una red de 23 mercados centrales". Por eso, ha reiterado que es necesario que Mercasa siga formando parte de Mercasevilla en su "vida indefinida", para que la sociedad gestora del mercado central hispalense "no opere al margen de esta gran red de mercados". 

Finalmente, ha defendido la apuesta del PP por el "futuro" de Mercasevilla y ha expuesto que si durante el mandato del popular Juan Ignacio Zoido como alcalde se acordó con Mercasa la expropiación del porcentaje residual de acciones que poseen los mayoristas de fruta, verduras y hortalizas, fue porque Mercasevilla debe dejar de ser una sociedad mixta y convertirse en una entidad íntegramente pública. El acuerdo alcanzado para ello con Mercasa, según ha asegurado, "no es nada desconocido".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios