Presupuestos municipales 2018

El PP se asegura que Ciudadanos pierda influencia política en 2019

  • El acuerdo político para salvar los presupuestos de 2018 incluye un pacto previo de las ordenanzas fiscales del próximo año, por lo que Espadas no necesitará ya del apoyo de la formación naranja

Juan Espadas y Beltrán Pérez firman el acuerdo sobre los presupuestos para este año ante la mirada del popular Rafael Belmonte. Juan Espadas y Beltrán Pérez firman el acuerdo sobre los presupuestos para este año ante la mirada del popular Rafael Belmonte.

Juan Espadas y Beltrán Pérez firman el acuerdo sobre los presupuestos para este año ante la mirada del popular Rafael Belmonte. / juan carlos vázquez

Comentarios 4

Las tres ordenanzas fiscales que ha sacado adelante Juan Espadas desde su llegada a la Alcaldía cuentan con el mismo denominador común: numerosas concesiones a todos los grupos políticos (salvo el PP) para cerrar un pacto sobre la bocina. El año que viene será todo lo contrario. En el acuerdo para salvar los presupuestos que firmaron este martes socialistas y populares se incluye una propuesta para revisar los precios de la ciudad para 2019. Un conjunto de medidas que permitirá al gobierno despojarse de la dependencia de las formaciones de izquierda (Participa Sevilla e Izquierda Unida) para lograr la mayoría necesaria y al principal partido de la oposición asegurarse que Ciudadanos -que ha sacado las castañas del fuego al primer edil en varias ocasiones- pierda influencia política a pocos meses de las elecciones municipales. Ésta es una de las últimas directrices que salieron de Génova.

Las peticiones de Beltrán Pérez que serán incorporadas a las ordenanzas fiscales son las reducciones del tipo del IBI para inmuebles residenciales en un 5%, y un 1% del tipo impositivo aplicable a los bienes inmuebles urbanos (excluidos los de uso residencial) que igualen o superen el valor catastral fijado en el artículo 10.5 de la ordenanza que regula el Impuesto sobre Bienes Inmuebles; elevar al 90% la bonificación en el IBI para inmuebles que constituyan el objeto de una actividad económica de urbanización, construcción o promoción inmobiliaria; rebajar el tipo impositivo del ICIO del 3,5% actual al 3,25%; una nueva regulación de las bonificaciones en el Impuesto sobre el Incremento de del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana para los supuestos de transmisiones mortis causa; el compromiso de realizar un estudio que suponga una reordenación global y sistemática de la aplicación de la tasa de basuras, y la supresión de la tasa que grava los convenios urbanísticos. La bajada de impuestos para los sevillanos está tasada en más de ocho millones. La pérdida de ingresos de las arcas municipales será compensada con la venta de la antigua comisaría de la Plaza de Gavidia. Se espera que la enajenación llegue a los diez millones de euros.

El documento firmado por los dos principales partidos de la Corporación incluye en su punto número dos la reclamación de 14 millones a la Junta de Andalucía por los fondos de Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica), que se reparten en función del número de habitantes de cada municipio. Con estos fondos, los ayuntamientos abordan actuaciones y programas que, hoy por hoy, se les quedan cortos en materia de políticas de Igualdad o servicios sociales. El gobierno andaluz mantiene congelada la Patrica desde hace seis años.

La tercera propuesta consiste en proponer a la Junta que, como administración competente, traslade al Ministerio correspondiente el proyecto de inversión para completar la red completa de Metro con la colaboración en la financiación de las administraciones públicas implicadas. Una comisión técnica integrada por representantes de los tres gobiernos determinará el cronograma para el diseño y ejecución de la red completa, con prioridad de las líneas 2 y 3. Además, tendrán un impulso los trabajos para la construcción de la línea 3 entre el Prado de San Sebastián y Pino Montano. En paralelo, se realizarán todos los trámites necesarios para garantizar que de forma ininterrumpida y sucesiva se construya la ampliación de la línea 3 (que llegue desde San Jerónimo hasta Bellavista) y la línea 2 completa.

Tras la firma que se realizó en una de los salones de la Casa Consistorial, Beltrán Pérez dejó claro que el presupuesto que se aprobará "no es del PP ni se está de acuerdo con él", y subrayó la "responsabilidad, altura de miras y el sentido de ciudad" de su formación. El portavoz defendió la "oposición útil" del PP, que "ha llegado a un acuerdo cuando el interés de la ciudad lo requiere", aunque no renuncia a su "presupuesto alternativo". "Cuando se quiere, se puede y además rápido", advirtió tras considerar que se trata de una política que "sabe generar mayorías" y que demuestra el "interés de los dos grandes partidos de la Corporación".

En su intervención flanqueado por sus concejales, Espadas señaló que "a nadie le queden dudas de que íbamos a hacer lo que hiciese falta para sacar adelante el presupuesto. Tienen consignados 956 millones, de los que 120 habrían quedado en un cajón al ser nuevas inversiones o aumentos de ayudas, iniciativas sociales, actuaciones en colegios o nuevas obras. Son 120 millones de razones para llegar a un acuerdo". El alcalde destacó un presupuesto "más plural y participado" que se ha hecho, con la aportación de Ciudadanos, que "sí tuvo claro desde el principio el interés de la ciudad y entendió que era un proyecto del gobierno municipal". A Participa Sevilla e Izquierda Unida les lanzó un órdago: "Tendrán que explicar a los colectivos a los que le dijeron que iban a llevar sus enmiendas el por qué ahora ha votado en contra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios