El PP denuncia la avería de cinco de los siete hornos en el cementerio

  • La oposición lamenta también las malas condiciones laborales de los trabajadores.

  • El Gobierno de Espadas asegura que están funcionando los mismos hornos que en el anterior mandato.

Varios de los nichos del cementerio de San Fernando de Sevilla. Varios de los nichos del cementerio de San Fernando de Sevilla.

Varios de los nichos del cementerio de San Fernando de Sevilla. / Antonio Pizarro

El concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Rafael Belmonte, ha denunciado hoy la avería de cinco de los siete hornos que hay en el cementerio de Sevilla, uno de ellos de incineraciones de personas y los cuatro restantes de restos, así como las condiciones deplorables en la que trabajan los empleados.

Así, Belmonte ha destacado que “es realmente incomprensible que estos hornos lleven averiados desde hace meses y el gobierno del señor Espadas no haga nada, no le importa que haya restos apilados en una sala”; ha añadido que “es vergonzoso y lamentable que esto esté ocurriendo en el cementerio de Sevilla”.

Además, ha detallado el concejal popular que “ya no es solo que los hornos no funcionen, ni siquiera hay cámara frigorífica en el cementerio y no hay la seguridad adecuada, por lo que los robos son constantes, y hay hasta ratas, ya que no se realizan las actuaciones de desratización adecuadas”.

“La nula gestión del señor Espadas es más que evidente. El alcalde de Sevilla no se preocupa por los asuntos de la ciudad, actúa de espaldas a los sevillanos, no atiende las demandas y problemas de los empleados municipales, y no se interesa porque los servicios municipales funcionen con eficacia y presten la mejor atención”, ha manifestado Belmonte.

El concejal popular ha destacado que “nos llama mucho la atención las condiciones insalubres en la que tienen que trabajar diariamente todos los empleados municipales del cementerio, ya que no tienen los materiales adecuados para poder desempeñar su trabajo, como mascarillas y guantes, la ropa no es la apropiada, los equipos de protección individual no son legales, la camilla en la que trasladan los cadáveres carece de protectores de seguridad, la ventilación en la zona de trabajo no es la reglamentaria, los aires acondicionados son domésticos y no industriales. En definitiva, las condiciones laborales no son las exigidas”; ha indicado que “hay empleados que han sufrido accidentes laborales debido a estas deplorables condiciones laborales”.

En este sentido, Belmonte ha concluido que “urge que el señor Espadas tome medidas cuanto antes para que los hornos del cementerio vuelvan a funcionar cuanto antes, que el cementerio siga prestando un servicio adecuado, y sobre todo, que vele por las condiciones laborales de los empleados que no tienen por qué trabajar en unas condiciones detestables”.

El Gobierno asegura que en el cementerio funcionan los mismos hornos que en el anterior mandato

El delegado de Hacienda y Administración Pública, Joaquín Castillo, ha asegurado que en el cementerio funciona “exactamente” el mismo número de hornos que cuando gobernaba el PP, es decir, un total de tres de los cinco –y no siete como mantiene el Partido Popular- que hay en el campo santo sevillano.

En este sentido, ha explicado que uno de los tres hornos utilizados para incineraciones ha sufrido una avería a principios de verano y, si bien ha seguido funcionando para incinerar restos orgánicos, estará a pleno rendimiento este mismo mes, una vez que se acometa la reparación oportuna, que se adjudicó pocos días después de la avería.

“El PP sigue en su línea de hacer oposición de perfil bajo, sacando la foto de un horno que ya no funcionaba durante la anterior legislatura, en un ejercicio claro de falta de rigor político”, ha señalado el delegado de Hacienda, quien ha recordado que los dos hornos que no funcionan en el cementerio llevan sin hacerlo más de cinco años, ya que se trata de hornos antiguos.

En cuanto a las condiciones laborales de los trabajadores del cementerio, Castillo ha recordado al Partido Popular que “cada año, en enero, se sustituye el vestuario de la plantilla con todo lo necesario para el buen desempeño de su trabajo y siguiendo las indicaciones del Departamento de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Sevilla”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios