El PP pide al alcalde que paralice el parking de Manuel Arellano

  • Los populares denuncian la aparición de más grietas en los dos inmuebles afectados por las obras del aparcamiento y los vecinos dicen estar atemorizados

El PP denunció ayer que el Ayuntamiento de Sevilla sigue sin dar una solución a los vecinos afectados por la aparición de grietas en los números 32 y 34 de la calle Manuel Arellano como consecuencia de la construcción de un parking de titularidad pública. Una gran filtración de agua procedente de la obra provoca desde hace dos meses la aparición de grandes fisuras que, según advierten los vecinos, han aumentado considerablemente en las últimas dos semanas y suponen un riesgo serio para su seguridad.

A instancias del Ayuntamiento, el pasado 21 de diciembre la empresa Vorsevi aseguraba en un estudio que el daño en los inmuebles se encontraba dentro de los límites tolerables. Antes, el día 5 de diciembre, el director del área de Movilidad del Consistorio había prometido a los vecinos un estudio acerca de los trabajos de consolidación de los terrenos que se encargaría a la empresa Geocisa, pero éste aún no ha sido concluido. El PP demandó ayer al alcalde la paralización de las obras del aparcamiento Crucero Baleares que se construye en Manuel Arellano.

Las secuencia de fotografías mostradas ayer en rueda de prensa por el portavoz municipal del PP, Juan Ignacio Zoido, en presencia de la portavoz de los vecinos afectados, Concepción Sánchez, y del edil popular José Miguel Luque reflejaban la cronología de los daños en los edificios desde el 7 de noviembre. Comenzando por la azotea y el interior de varias viviendas, las fisuras se extienden ahora por el garaje privado de los residentes, cuyos muros y junta de dilatación se han desplazado varios centímetros más.

Según advierten los residentes, las fisuras han aumentado considerablemente desde que Vorsevi inspeccionara el edificio el pasado 12 de diciembre y denuncian que el Consistorio desconoce el estado actual de los dos bloques de viviendas.

En la serie de instantáneas hechas públicas ayer puede apreciarse además cómo las grapas instaladas para la sujección de los muros en varios lugares del inmueble desaparecieron recientemente por el aumento de la separación entre aquéllos. Igualmente, la representante vecinal explicó que la colocación de unas barreras metálicas entre el acceso a los inmuebles y el solar de la obra impediría además la entrada de vehículos en caso de una emergencia. La portavoz vecinal se lamentó del hecho de que el Ayuntamiento no haya reforzado siquiera los cimientos del nuevo aparcamiento como medida inmediata ante el grave riesgo denunciado.

Los populares hicieron público además que aún esperan el proyecto de obra para conocer los cambios que estaría sufriendo el proyecto del parking público. A este respecto, Zoido mostró la respuesta a la petición remitida a la jefe de obras del área de Movilidad el pasado día 11 de noviembre, en la que se asegura que el informe sería remitido a los populares "con la mayor brevedad posible" a instancias del propio alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín. La portavoz de los residentes en Manuel Arellano, Concepción Sánchez, denunció además en la sede popular que "encima de no tener respuesta por parte del Ayuntamiento, que esperábamos pronta, se trata de una obra de carácter público" y acusó al Gobierno municipal de no ofrecerles ningún tipo de información. "Queremos seguir viviendo como estábamos antes. Hemos pasado una Navidad muy dura, lo nuestro no han sido fiestas. Pero lo más lamentable es el desinterés, no tener respuesta; estamos atemorizados", explicó Sánchez.

El edil popular pidió al alcalde que "dé la cara y que cite a los vecinos" en el Ayuntamiento. Zoido acusó reiteradamente a Sánchez Monteseirín de dar la espalda a los ciudadanos. "En esta ciudad se improvisa demasiado. Es una prueba más de que este alcalde no está a la altura de las circunstancias. La situación es insostenible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios