Los vocales de PSOE e IU se marchan del Defensor del Ciudadano

  • El PP ve en esta medida un "gesto de irresponsabilidad" por parte de la oposición

Los tres vocales de la Oficina del Defensor del Ciudadano propuestos por los grupos municipales de PSOE e IU formalizaron ayer su renuncia mediante sendos escritos en el Registro General del Consistorio al entender que el actual Defensor del Ciudadano, José Barranca, no cuenta con las características exigidas de "imparcialidad y sensibilidad ciudadana" para ese cargo y anuncian que mantendrán sus posturas hasta que el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), designe "por consenso" a otro responsable.

En este sentido, los vocales socialistas Yolanda de la Bandera y Francisco Romo han registrado su renuncia oficial ante la "falta de garantías de funcionamiento equilibrado e imparcial", además de la "ruptura del consenso" por parte del PP con el citado nombramiento.

El portavoz del gobierno, Francisco Pérez, aseguró que la oposición comete un "gesto de irresponsabilidad" por "renunciar a una oportunidad para defender al ciudadano". En una nota, Pérez lamentó que la oposición "no quiera estar en este órgano de defensa del ciudadano", ya que "pese a las discrepancias que puedan surgir lo más importante es que todos los sevillanos estén representados en una oficina en la que se abordan los asuntos que ellos mismos plantean".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios