Elecciones Europeas en Sevilla

El PSOE se impone en la capital y el partido Podemos desbanca a IU como tercera fuerza

  • El PP pierde 13 puntos, pero la distancia con el vencedor se acorta al duplicar también su peso la coalición de izquierdas y UPyD. Los socialistas recuperan feudos.

Comentarios 23

El PSOE se impuso con un 30% de los votos en la capital, un triunfo que coincide con la tercera caída desde noviembre de 2011 del PP, que se quedó a 6.000 votos del vencedor. Tras el triunfo aplastante de Juan Ignacio Zoido en las pasadas municipales, los populares habían ido perdiendo peso, primero en las generales de 2011 y luego en las autonómicas de 2012, en las que el PSOE se recuperó y se colocó a sólo cinco puntos de distancia del ganador.

El PP resta y el PSOE gana sólo si se toman como referencia las últimas citas electorales. En comparación con las europeas de 2009 ambos partidos se desinflan al perder más de 35.000 votos el PSOE y 28.500 el PP. La entrada en la escena local de Podemos desbarata los esquemas, pues se coloca como tercera fuerza en la capital, con más de 24.000 votos, por delante incluso de Izquierda Unida y de UPyD, que ya en 2009 se situó detrás del PSOE y del PP. Estos dos últimos partidos duplican su porcentaje de apoyo y el del tertuliano Pablo Iglesias acapara casi el 10% de los votos, una tendencia que se repite en otras provincias.

Los resultados reflejan la decepción de la ciudadanía que ha querido castigar a los grandes, sobre todo al que gobierna. Y, a pesar de que los resultados de unas europeas no son extrapolables a unas municipales, es evidente que el PP de Zoido pierde adeptos en la capital, donde los resultados son mucho peores de lo que esperaban en su entorno a menos de un año de las elecciones municipales.

No obstante, el hipotético desgaste que hubieran sufrido los populares tampoco se traduce en un mayor apoyo al PSOE, que también bajaría unos 15 puntos con respecto a las anteriores europeas y se quedaría siete puntos por debajo del resultado obtenido en la última cita con las urnas, las autonómicas de 2012, donde ya se apuntó un cambio de tendencia a favor de los socialistas. El avance existe, pero sería insuficiente para dar la vuelta al escenario actual.

A Izquierda Unida le sale un duro rival con Podemos, casi empatado en porcentaje de votos, y UPyD está pisándole los talones. Y es también muy llamativo que un 12% de los votos en la capital hayan ido para partidos minoritarios como Ciudadanos, Vox o Primavera Europea. Estas tres fuerzas superan a los andalucistas que, con poco más de 3.500 votos en la capital, se ven abocados prácticamente a la desaparición, a pesar de los esfuerzos realizados por su candidata, Pilar Távora, que también aspira a la Alcaldía de Sevilla.

El avance del PSOE es mayor en la provincia, donde saca 15 puntos al PP a pesar de haber bajado otros tantos, pero tiene también su importancia en la capital, donde habría recuperado feudos rojos perdidos en las últimas citas. En concreto, se consolida en distritos como Cerro-Amate, Este-Alcosa-Torreblanca, Macarena, Macarena Norte y San Pablo. En este último, uno de los claves para el gobierno de Zoido, se había producido en 2011 un cambio de tendencia que se mantuvo hasta las autonómicas de 2012. Ahora la ventaja del PSOE sobre el PP es allí de seis puntos. Además, los resultados de anoche reflejan una distancia superior a 30 puntos en Cerro-Amate y Macarena Norte donde, además, IU se coloca como segunda fuerza; y de 20 puntos en Este-Alcosa-Torreblanca y de 15 en Macarena.

Podemos sería la tercera fuerza en cinco de los once distritos de la capital, entre ellos, Casco Antiguo y Triana, mientras que Vox habría conseguido un porcentaje de votos considerable en Los Remedios (5%) y también en Bellavista-La Palmera, Nervión y Sur. Los escasos 3.500 votos andalucistas se habrían concentrado en Cerro-Amate y Macarena Norte.

A pesar de la campaña endogámica y de mensajes de bajo impacto realizada, la participación ha sido superior a la de las anteriores europeas y los resultados dan algunas claves para la carrera electoral hacia la Alcaldía, que se precipitará probablemente en los próximos días. El voto en Sevilla se traduce en un claro toque de atención, sobre todo, al partido gobernante, que no sólo se ha visto superado por el PSOE -que a nivel municipal no ganaba en la capital desde 2003- sino por el espectacular aumento de IU. Y también obliga a los socialistas a reforzar sus estrategias porque el crecimiento conseguido tampoco sería suficiente para gobernar sin ayuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios