Susana Díaz

"Este nuevo PSOE de Sevilla va a ser un partido fuerte pero habitable"

  • La candidata oficialista subraya que, con propuestas como el consejo municipal o el de universitarios, el PSOE será más participativo. Insiste en un modelo de integración "sin exclusiones" pero "sin porcentajes".

Comentarios 18

Si hay algo que nadie cuestiona de Susana Díaz es su capacidad de trabajo, de asumir responsabilidades y dar pasos al frente. Antes de la entrevista, ha atendido a preguntas de otros periodistas -algunas sobre los últimos recortes de Rajoy y el margen del Ejecutivo andaluz- y ha asistido a un acto de campaña con mujeres socialistas. Por la tarde, viaja a El Viso. Es rápida, concisa. Se queja en un momento dado, porque considera que las preguntas giran demasiado sobre lo que se ha dicho desde la candidatura crítica y quiere ser constructiva, hablar de sus propuestas, con las que -está convencida- logrará un partido "fuerte pero habitable".

-Arranco con la misma pregunta que le hice a Antonio Gutiérrez Limones: dígame qué cosas diferencian a las dos candidaturas. Algo que convenza a los ciudadanos, que no conocen el partido, que este proceso es algo más que una lucha de poder.

-Hemos entendido el mensaje de los ciudadanos, que nos han pedido que hace falta un cambio. Y vamos a estar en la calle, con la gente, dando la cara en un momento de extremas dificultades. Pongo un ejemplo inmediato, como primera medida como secretaria general del PSOE, a partir del sábado vamos hacer una campaña para explicar el impacto de los recortes del Gobierno del PP en todos los rincones de la provincia y las soluciones que tenemos los socialistas. Pero para abrir el partido hacia fuera hay que hacerlo más participativo por dentro, creando órganos útiles para nuestra militancia, alcaldes y alcaldesas. Además, ésta va a ser una dirección del partido comprometida y en sintonía con la regional de José Antonio Griñán, elegido por los andaluces el 25 de marzo. Finalizado el congreso, vamos a ser generosos y nos abriremos a todos los compañeros y compañeras que quieran arrimar el hombro para trabajar.

-Desde la candidatura crítica se ha puesto el acento en sus formas. Se ha dicho que usted y Fernando Rodríguez Villalobos tuvieron mucho que ver con la ruptura de la anterior dirección y que el nuevo PSOE no puede construirse sobre eso. Lo resumo: Limones dice que no le gusta el bisturí, que prefiere el diálogo.

-En esa etapa yo no estaba en la dirección provincial, sino en la regional, trabajando por todos los andaluces. Pero creo que lo que quieren los compañeros es abrir un nuevo tiempo, trabajar para frenar a la derecha mala y dañina y que el partido esté fuerte para responder a lo que de nosotros esperan los ciudadanos. Y niego radicalmente que haya presiones. No concibo ese tipo de actitudes en mi partido. Si pulsas el territorio como lo estoy pulsando, lo que notas es ilusión y ganas de ser útil a los ciudadanos.

-Su proyecto goza de una amplia mayoría, pero se ha apuntado que en parte tiene que ver con que controlan la Diputación y la Junta, cuyo apoyo es crucial para muchos municipios y de los que dependen muchos cargos.

-Quien dice eso no conoce la capacidad y el talento, el compromiso y la entrega de los hombres y mujeres que al afiliarse a este partido lo hicieron a unos valores y principios. Saben que es la legislatura más difícil de la autonomía andaluza y el conjunto de los ciudadanos lo está valorando. Si algo tiene mi partido es democracia interna y libertad, envidiadas por otros partidos y valores a proteger.

-Se está haciendo mucho hincapié en que exigirán cabinas y papeletas sólo dentro de ellas en el congreso.

-Siempre las ha habido. La democracia interna caracteriza a este partido, que no se entera de quién lo va a dirigir por los medios de comunicación, como pasa con el PP.

-¿Cómo se hace una integración sin atender a cuotas? Lo ocurrido con la ejecutiva regional en Almería ha enardecido a los críticos. ¿Contempla pulir el modelo de alguna forma?

-La nueva mayoría del PSOE de Sevilla entiende el partido con generosidad, donde todo aquel que quiera venir a arrimar el hombro va a ser necesario y en este nuevo tiempo tenemos que aportar lo mejor de nosotros y vamos a ser un partido habitable, fuerte pero habitable, que responda a lo que los ciudadanos esperan de nosotros, que sea el partido de los ciudadanos, como siempre lo ha sido.

-¿Llamará a personas concretas, tiene algo en mente?

-Hay compañeros con los que he hecho un camino de mucho tiempo, pero hay otros con los que en los últimos congresos no compartía posición y ahora sí unimos esfuerzos, porque sabemos la responsabilidad que tiene el PSOE de Sevilla en un momento histórico. Esa capacidad de diálogo, de buscar lo que nos une por encima de cualquier otro elemento tiene que ser la que nos permitirá que, el próximo sábado, sea el congreso del cambio. Con generosidad, sin exclusiones y sin porcentajes.

-¿Qué pasa si los críticos logran un 40%?

-He contestado. Con generosidad, sin exclusiones y sin porcentajes.

-Entre ellos están los alcaldes de las dos mayores ciudades andaluzas gobernadas por el PSOE, Dos Hermanas y Alcalá.

-Dos muy buenos alcaldes, con la confianza de sus vecinos y una gran gestión. Pero entiendo el municipalismo desde la generosidad, en el que caben todos, grandes y pequeños. Los que están en el gobierno, pero también los que están en la oposición y que van a recibir un trato especial.

-Ha venido insistiendo en la importancia de sus propuestas. ¿Podría desgranarlas?

-Vamos a darle más capacidad de decisión a los militantes, incluso en la elección de sus representantes públicos en los ayuntamientos, más capacidad de decisión a las comarcas, a la vez que les vamos a exigir mayor nivel de coordinación cuando la derecha está atacando al municipalismo. Pondremos en marcha un consejo universitario, un consejo de mujeres y otro municipal, donde haya atención a los municipios de todos los tamaños. Habrá una atención especial a las mancomunidades y consorcios, que están en la diana del Gobierno de Rajoy, y más atención a los grupos de la oposición, los que más dificultades tienen en estos momentos en sus tareas. Se va a crear una gran área de innovación y participación en la red, no sólo para comunicarnos con la gente, sino porque muchas de las soluciones y las respuestas están ahí, en la red. Y es muy importante la puesta en marcha de la comisión de ética y garantías. La transparencia va a ser una de las señas de identidad de este nuevo equipo. Lo dije con claridad el primer día: la transparencia debe ser la bandera de la nueva dirección provincial. Mi compromiso fue inequívoco.

-Ésta es otra pregunta repetida ¿Se puede compaginar la Alcaldía o el Senado o, en su caso, la Consejería de Presidencia con la dirección de la agrupación política más importante del país?

-Siempre he dicho que mi prioridad es el gobierno, trabajar por los andaluces y andaluzas. Pero soy una mujer de partido y voy a estar donde crean mis compañeros que puedo aportar y ahora es momento de que aportemos todos. Este partido es necesario para la defensa de los intereses y de los derechos de los andaluces y andaluzas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios