El PSOE andaluz conoció mejores congresos

M AR Moreno aceptó finalmente la Secretaría de Relaciones Institucionales y Política Autonómica, el teórico número cuatro del PSOE. En el 36 Congreso Federal, los socialistas andaluces lograron situar a Alfonso Perales, y posteriormente, tras el fallecimiento del gaditano, a Carmen Hermosín, en la misma Secretaría pero cuando ésta era de facto el puesto número tres del partido. Con la nueva estructura en la cúpula -José Blanco como vicesecretario general, y Leire Pajín como secretaria de Organización-, los socialistas andaluces han perdido peso en el núcleo duro de decisión, aunque Manuel Chaves se mantenga como presidente y único secretario regional en la Ejecutiva. Eso sí, Chaves y Pizarro han logrado mantener la Secretaría de Igualdad, que recaerá en la diputada sevillana y alcaldesa de Albaida del Aljarafe, Soledad Cabezón, a pesar de que su elección ha provocado diferencias en la agrupación sevillana y una discusión entre la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, y el propio Chaves. Y gana para la diputada granadina Cándida Martínez la Secretaría de Educación y Cultura. Además, el PSOE andaluz ha visto cómo el malagueño José Andrés Torres Mora ha sido aupado hasta la Secretaría Ejecutiva de Cultura. En estos escalafones intermedios de la dirección, los socialistas andaluces salen ganando una Secretaría y mantiene la Secretaría Ejecutiva que logró en el 36 congreso -era la de Políticas Sociales y Migratorias y estaba en manos de Consuelo Rumí-. Pero no conservan las dos vocalías de 2004 -sólo está el onubense Javier Barrero-, y, por tanto, pierden un miembro en el balance final. La pedrea del comité federal -Bibiana Aído, Carmen Hermosín , Miguel Ángel Moratinos, Martín Soler, José Antonio Pérez Tapia y Juan Pablo Durán-, así como la presidencia del Comité de Ética y Garantía para Hermosín y la generosa cesión de una vocalía a Eduardo Madina no ocultan que el PSOE ha salido regular del 37 congreso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios