El PSOE quiso anular el contrato público de 13 parkings con un pacto privado

  • El gobierno del PP no le otorga validez al convenio firmado en 2010 por el anterior delegado de Movilidad y la concesionaria Equipark · El acuerdo salva seis parkings y anula siete adjudicados en suelo particular.

Comentarios 9

La pesadilla del contrato público de los 17 aparcamientos de residentes que están por construir desde 2006 no cesa. Si este mes la concesionaria Equipark (ahora se llama Resipark 2011) paralizó las obras de Bami ejecutadas por Ferconsa, ahora el problema radica en el convenio privado que firmó el anterior Ayuntamiento con la adjudicataria para anular parcialmente el contrato público de 13 de estos aparcamientos.

Según ha podido saber este periódico, el gobierno actual del PP y su delegado de Movilidad, Demetrio Cabello, no le otorgan validez alguna a este documento que firmó la concesionaria con el entonces delegado de Movilidad, el socialista Francisco Fernández, el 18 de noviembre de 2010. Y no le falta razón al nuevo Ayuntamiento, puesto que se trata de un pacto privado que cambia el contenido del contrato público con Equipark de enero de 2007 que detallaba los requisitos que debía cumplir para construir sus 13 aparcamientos. El otro lote de cuatro parkings que quedan por construir de Iniciativas Aparca, segunda concesionaria, no figura en este pacto al estar pendiente del pleito que presentó esta empresa.

Este convenio privado contraviene la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas al no existir necesidades nuevas ni causas imprevistas que justifiquen esta modificación parcial del contrato. Así lo advierten en sendos informes el Secretario General y el Interventor del Ayuntamiento (ver página siguiente). El convenio tampoco fue raficado por el Pleno, máximo órgano de gobierno del Ayuntamiento.

Los suelos adjudicados a Equipark eran privados en su mayor parte (ocho de 13) porque el anterior Ayuntamiento no hizo los estudios pertinentes para averiguar su titularidad con antelación al concurso, según el expediente consultado. Sólo cinco se otorgaron en terreno público y de ellos arrancaron únicamente los de Bami y El Valle, paralizados luego.

Pese a todo, este convenio ha servido a la concesionaria para retomar las obras de Bami, el pasado junio; para contar con la constructora Ferconsa (tras la marcha de Azagra y Mag3) y para estimar que ya no debe construir siete de los 13 aparcamientos del concurso.

El convenio firmado entre el anterior concejal de Movilidad y el entonces consejero delegado de Equipark Juan Manuel García Moreno, de seis páginas, concluye que se procederá a la "extinción parcial de mutuo acuerdo de los contratos suscritos para la construcción y posterior explotación, en régimen de obra pública, del lote 2 y 3 de la primera fase de desarrollo del Plan director de aparcamientos". Y añade que esto supone la "renuncia" a los aparcamientos de calle Memphis, Plaza Argantonio, Plaza Mayor, Plaza Árbol del Rey, Andalucía Residencial, Plaza de la Romería y Eva Cervantes.

El documento no alude al error municipal de los suelos privados, y sí a que el fin del convenio es "adaptar los contratos a la situación y disponibilidad real de los terrenos por el Ayuntamiento, procediendo incluso al cambio de ubicación de alguno de los aparcamientos previstos". Sugiere incluso una falta de demanda para explicar el cambio al decir que se trata de "adaptar el contrato a las necesidades socioeconómicas reales del municipio para que finalmente se ejecuten los aparcamientos que la población demanda". Por último, trata de "fijar las bases para evitar a litigosida".

El último punto tiene que ver con el pleito de unos 25 millones que Equipark puso en 2010 contra el Consistorio en el Juzgado contencioso-administrativo 8 de Sevilla. El edil socialista Fernández logró que se anulara esta denuncia tramitada meses antes a cambio de firmar el convenio privado para desbloquear los aparcamientos adjudicados en 2006 y cuyo contrato data de enero de 2007.

Los cambios del pacto de 18 de noviembre eran de calado, incluso en las condiciones económicas. Si por contrato Equipark tenía que construir y explotar 13 aparcamientos públicos para residentes, el convenio mantuvo únicamente seis para construir (Plaza Párroco Joaquín Morón, Rafael Laffón, pedro Vallina, El Valle, Cueva de la Pileta y Bami). El Ayuntamiento se compromete a iniciar los trámites para modificar el contrato y reubicar el de Plaza Párroco Joaquín Morón, adjudicado en suelos privados pese al aviso de los vecinos. El convenio compromete al Ayuntamiento a autorizar la subcontratación de la constructora Ferconsa. Este periódico trató sin éxito esta semana de confirmar con Ferconsa los detalles de esta subcontratación.

El gobierno del PP quiere rescatar la concesión para volver a sacarla a concurso, como exige la ley. Para ello ha pedido informes jurídicos internos. El pleito se puede alargar al haber incumplimientos de la empresa y tambien del anterior equipo de gobierno. Haya o no pleito, el Consistorio estima que podría volver a sacar la Concesión a concurso y retomar las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios