El PSOE quiere que la renta cuente para obtener bonificaciones en el IBI

  • Presenta una serie de medidas para frenar el "incremento desproporcionado" de las tasas e introducir la progresividad fiscal.

Comentarios 3

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Sevilla presentó ayer una batería de alegaciones a las ordenanzas fiscales, aprobadas con carácter inicial por el gobierno de Zoido el pasado mes de octubre, con dos objetivos principales: "Frenar las subidas desproporcionadas en algunas tasas e impuestos e introducir elementos de progresividad fiscal". Antonio Muñoz, portavoz adjunto del PSOE en el Consistorio, fue el encargado de dar a conocer estas alegaciones junto a la edil Susana López.

Los socialistas lamentaron la subida de la tasa de basuras planteada por el Ayuntamiento, del 8,7%, "muy por encima del IPC y desproporcionada", por lo que plantean que se rebaje hasta el 3%. Las nuevas tasas propuestas por la delegada de Hacienda, Asunción Fley, también fueron muy criticadas por los socialistas, quienes consideran que "son subidas que no tienen justificación y que podrían desembocar en un gran impedimento para que los ciudadanos puedan practicar deporte". El PSOE pide que se eliminen las subidas estipuladas del 5% para la tasa del maratón Ciudad de Sevilla, del 164% para el uso de campos de fútbol de tierra y del 158,2% para los de fútbol 7: "En ningún caso deben subir más de un 3,2%".

El segundo bloque de las alegaciones gira en torno a la progresividad fiscal que, según los socialistas, habría que incluir "para que pague más el que más tenga". Para los socialistas, el criterio de la renta debe primar a la hora de, por ejemplo, la obtención del bonobús gratuito para mayores de 65 años: "Quien cobre más de 1.500 euros al mes no debería beneficiarse de esta opción. Esta medida va contra la progresividad fiscal". También consideran que para que las familias numerosas obtengan beneficios a la hora de pagar el IBI se debe tener en cuenta la misma fórmula: "Se debería aplicar para rentas inferiores a los 60.000 euros, cuando se supera esta cantidad se supone que no debe haber problemas para pagar". El resto de las alegaciones giran en torno a la disminución de la presión fiscal. Proponen los socialistas que se contemple la posibilidad de hacer frente al IBI en cuatro pagos fraccionados, o introducir bonificaciones de entre el 50% y el 90% para los inquilinos de viviendas públicas en régimen de alquiler.

El portavoz adjunto del PSOE se quejó de que les hubiera gustado presentar las alegaciones una vez conocidos los presupuestos: "No ha sido así y nos encontramos con que el plazo para presentarlas finalizó el día 9 y, sin que estén resueltas, mañana (por hoy) se presentarán los gastos e ingresos. O ya está decidido que no se admitirá ninguna alegación o se modificará el presupuesto en los días posteriores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios