El PSOE denuncia una "falta de protección para los usuarios" en la nueva ordenanza de actividades

  • Los socialistas creen que el cambio supone un "paso atrás" en la seguridad del ciudadano o la agilidad del papeleo.

Comentarios 7

El Consistorio ha modificado la ordenanza de actividades que regula las concesiones de licencias de apertura. Hasta ahora, la normativa vigente era la aprobada en agosto de 2010, que sufrió unos cambios para adaptarse a la que regía en Europa, liberalizando y agilizando así las actividades de servicios.

El Grupo Municipal Socialista ha comparecido en rueda de prensa para presentar sus alegaciones ante esta nueva ordenanza y ha resaltado que Zoido tiene una "obsesión por modificar". Para el PSOE, este cambio supone un "paso atrás" en varios aspectos. "Da menos seguridad al ciudadano, menos control, más papeleo, falsa agilidad y ambigüedad. Una modificacón innecesaria que elimina un elemento fundamental que es la seguridad", asegura Antonio Muñoz, portavoz adjunto de los socialistas.

Como prioridad, esta nueva ordenanza no tiene en cuenta la protección de las personas y del Medio Ambiente, según han denunciado. Ahora, lo más importante es la "libertad del establecimiento", destaca Encarnación Martínez, concejal del PSOE. La falta de recursos también está presente. Se promete más rapidez y eficacia a la hora de dar las licencias, cosa imposible ante la negativa de aumentar el número de inspectores. "Existe un riesgo de vacío legal en negocios de impacto como guarderías, bares, discotecas", afirma la concejal.

Los socialistas también advierten de unos "plazos trampa". "Se deja fuera de plazo la calificación ambiental y se cuenta a partir de la solicitud de la declaración responsable", comenta Encarnación Martínez. Además, los cambios de titularidad ya no son instantáneos, ha apuntado. Si antes bastaba con avisar a la Administración, con esta nueva ordenanza se debe hacer una declaración responsable previo proyecto de arquitecto, aparejador, y demás profesionales.

También apuntan a que los controles han sufrido recortes. Con la antigua concesión de licencias, un local necesitaba informes de seguridad (bomberos), urbanismo y calificación ambiental. Con el cambio, únicamente se pide el último. Los dos primeros "se comprueban a posteriori, por lo tanto, existe un vacío que provoca inseguridad", destaca la socialista. "Incoherencias y falta de organización" por parte del Ayuntamiento que además impone que los colegios educativos públicos y concertados vayan por licencia de apertura, mientras que los privados sólo lo hagan por declaración responsable.

El Partido Socialista denuncia la "escasa participación" que ha habido a la hora de redactar la nueva ordenanza. "No se ha contado con los usuarios, con los empleados públicos municipales, los profesionales del sector o los empresarios. Pedimos una nueva redacción de la ordenanza porque no es necesaria esta nueva adaptación", concluye la concejal socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios