El PSOE negociará en Tablada

  • Monteseirín abre por primera vez la puerta a alcanzar un acuerdo con las inmobiliarias al margen de la vía judicial · El alcalde dice que el parque es irrenunciable · IU, que desconocía la decisión, se muestra en contra

Comentarios 4

Tras haberlo negado hace apenas un par de meses, el PSOE municipal reconoce ahora por primera vez que está dispuesto a negociar tanto con la Junta de Andalucía como con los propietarios de la dehesa de Tablada para desbloquear el futuro de estos terrenos, rústicos e inundables, con el fin de hacer un parque periurbano. Un proyecto avalado por el Pleno con respaldo de todos los grupos políticos, incluido el PP, y que ahora, en el nuevo escenario que abre el Consistorio, deberá recoger también parte de los intereses de la agrupación económica de empresarios Tablada Híspalis AIE, dueña del suelo.

La prometida Tablada verde está en hibernación por el litigio judicial que mantienen los dueños del terreno con el Ministerio de Defensa sobre la propiedad de parte de la dehesa, un pleito que se demora en el tiempo y que ha motivado que el Ayuntamiento de Sevilla rechace iniciar un tercer expediente de expropiación -los dos anteriores fueron tumbados por los tribunales en su fase inicial- a la espera de que se resuelva la citada disputa.

El paso de los años y el envejecimiento de esta promesa, reiteradamente incumplida, parece haber llevado al alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), a cambiar de táctica y ensayar un acercamiento a los empresarios para llegar a un pacto de mínimos que, por lógica, deberá contentar a las dos partes. Monteseirín quiere también implicar a la Junta de Andalucía. La Corporación municipal respaldó en julio una moción para instar a la administración autonómica a declarar Tablada un parque periurbano incluido en el inventario regional de espacios protegidos, una propuesta que colocaría de facto a la Consejería de Medio Ambiente como garante de su protección. El escenario que se busca es: la Junta, en un extremo de la mesa; y los empresarios, en el otro.

Tablada Híspalis AIE se hizo en 2001 con las 360 hectáreas de suelo para construir un nuevo barrio residencial de 15.000 viviendas que, además, incluía equipamientos junto al río, como la ubicación de un puerto deportivo. Un acuerdo unánime de todos los grupos municipales dio al traste en el primer mandato de Monteseirín con esta pretensión. La posterior alianza de gobierno entre PSOE e IU la enterró casi por completo. Ambas fuerzas políticas han abanderado desde entonces la idea de construir una Tablada verde como símbolo y referente de su nuevo modelo de hacer ciudad.

El PGOU declaró los suelos no urbanizables. De manera que en ellos no se puede construir. Sin embargo, no logró (al no producirse negociación alguna) obtener su titularidad, que sigue en manos privadas. La ley contempla para alcanzar este objetivo la fórmula de la expropiación, que puede ser mediante acuerdo entre las partes -previo pacto de un justiprecio- o por la vía ejecutiva. Ésta última es la que se ha ensayado a lo largo de los últimos años. Hasta ahora con un éxito más bien escaso.

La idea de Monteseirín busca salvar dicha situación, aunque en dicho movimiento no cuenta con el respaldo de IU, que ayer confirmó a este diario desconocer la decisión del PSOE. "Esto no se ha debatido en el seno del gobierno local. Debe tratarse de una reflexión personal del alcalde. Cuando lo ponga sobre la mesa, si es que lo hace, daremos nuestra opinión. Lo que es evidente es que el pacto de gobierno impide que se cambien los usos de Tablada. Y nosotros en este tema iremos hasta el final en relación al pacto. No me cabe duda de que el PSOE cumplirá su acuerdo con nosotros", dijo el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos.

En el entorno de Monteseirín no se quiso ayer entrar en muchos más detalles. Probablemente porque ni la Alcadía todavía los tenga del todo claros. Se admite que hay un cambio de enfoque -pendiente de "concretar" en todos sus extremos- pero sólo en relación a la estrategia, no con respecto al fondo. "Tablada será un parque". La pregunta ahora es otra: ¿Será sólo un parque o también algo más?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios