Los Pajaritos y Regiones Devastadas serán demolidos para hacer 900 VPO

  • El gobierno prevé adjudicar las nuevas viviendas, la mayoría sin coste alguno, a los 750 titulares actuales y también a los "hijos con familia propia" que viven en los pisos al no poder emanciparse

Comentarios 73

La mayor operación de regeneración de viviendas de Andalucía mediante la demolición completa de dos barrios tendrá lugar a partir del año próximo en Sevilla capital tras un acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento de Sevilla con el Gobierno central y la Junta de Andalucía, titulares de parte de los bloques afectados.

El delegado de Urbanismo, Emilio Carrillo (PSOE), informó ayer del ambicioso proyecto ideado para regenerar los barrios de Los Pajaritos y Regiones Devastadas basado en la demolición de 750 viviendas y la construcción por fases de bloques de nueva planta que irán siendo entregados sin coste alguno no sólo a los titulares actuales de los pisos, sino -avanzó el concejal- también a la familia extensa de éstos censados actualmente en los domicilios ante la imposibilidad económica de poder emanciparse. "Para colmo", advirtió, "por razones económicas muchos hijos mayores ya con su familia propia viven hacinados con sus padres al no poder emanciparse".

Carrillo subrayó la "importancia" del acuerdo alcanzado con el Ministerio de la Vivienda y la Junta de Andalucía para llevar a cabo esta actuación que en principio pasaba por la rehabilitación integral de los bloques y otras obras de conservación que, al final, han sido desechadas por los graves problemas de estructuras de los edificios, que obligarían a repetir las tareas de rehabilitación cada cinco años.

Uno de los aspectos más novedosos de este plan es la inclusión de la familia extensa de los titulares de las viviendas en el cupo total que se verá beneficiado con la adjudicación de viviendas nuevas. Los primeros estudios censales que maneja Urbanismo indican que las 750 viviendas están habitadas por alrededor de 900 familias, según datos del padrón municipal, por lo que el parque de viviendas que se construirá se elevará a 900 pisos, un 20% más del total actual. Carrillo espetó, no obstante, que se realizará un análisis de la renta de estas familias para determinar si cabe el acceso gratuito a las mismas o si se establece una dinámica de pagos similar a la de la adjudicación de una VPO en los casos de ingresos familiares altos.

En cualquier caso, las viviendas proyectadas en estos dos barrios no tendrán nada que ver con las que serán pasto de la piqueta. Mientras que las actuales, de entre 40 y 50 metros cuadrados, rozan la definición técnica de una "infravivienda", las nuevas tendrán una dimensión mínima de 70 metros cuadrados y un máximo de 120. "Todas serán VPO y para las familias que actualmente viven allí", detalló Carrillo, quien admitió que en Los Pajaritos, donde todas las viviendas son de titularidad municipal, "cabe la posibilidad de que quede un cupo de viviendas de régimen libre que puedan ser vendidas para ayudar a la financiación del proyecto completo".

Con todo, la cuestión económica, según Carrillo, no será un obstáculo que salvar: "Pretendemos una operación urbanística que autofinancie el proyecto gracias a la liberación de parcelas de usos terciarios y comerciales". Así se hará en Regiones Devastadas, mientras que en Los Pajaritos está previsto conseguir fondos con la construcción de VPO.

El Ayuntamiento será el encargado de liderar y coordinar la actuación que afectará a 215 pisos en Regiones Devastadas de titularidad del Estado y de la Junta -aunque en algunos casos ésta ni consta-, y otros 510 en Los Pajaritos de propiedad municipal. La tipología de la nueva construcción tendrá mayor altura para ganar superficie y ampliar tanto el número de pisos como el tamaño de éstos, y se prevén bloques de hasta seis plantas en lugar de las tres y cuatro actuales.

A expensas del estudio técnico, que estará listo en la primera quincena de septiembre, las obras arrancarían de demolición de los primeros bloques podrían comenzar en 2009. La construcción de los nuevos bloques se hará por fases y estará compaginada con los realojos de los vecinos afectados: "El proceso será largo, porque se irá construyendo y demoliendo para que los vecinos ocupen paulatinamente los nuevos bloques in que abandonen el barrio".

2009

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios