Los Panaderos pide disculpas a la Lanzada y carga contra la prensa

  • El hermano mayor, Ildefonso Martínez, en un comunicado, arguye la dificultad para evacuar la capilla y la calle Orfila.

La Hermandad de los Panaderos ha pedido disculpas a la Sagrada Lanzada después de entorpecer su regreso en la noche del pasado Miércoles Santo, cuando la cofradía volvía a la capilla de San Andrés desde la Campana después de suspender la estación de penitencia al sorprenderle la lluvia poco tiempo después de salir. La corporación, a través de un comunicado publicado en su página web y firmado por el propio hermano mayor, Ildefonso Martínez, relata su versión sobre todo lo acontecido en la polémica vuelta de los pasos a su templo y carga contra la prensa por, según dicen, "verter comentarios sin tener los datos concretos, dando juicios sin poseerlos y sin hacer una valoración certera y veraz de lo ocurrido".

La hermandad, además de agradecer el trabajo de diputados, auxiliares, paveras o nazarenos, a la hora de desalojar la calle y la capilla, asegura que transcurridos unos días desde el incidente, han podido "estudiar y recabar" toda la información necesaria para pronunciarse. "Deseo, en nombre de la junta de gobierno y en el mío propio, pedir nuestras más sinceras disculpas por lo ocurrido a la Hermandad de la Sagrada Lanzada en todo aquello que pueda ser achacable a la Hermandad del Prendimiento". Martínez explica cómo estas excusas se las transmitió al hermano mayor de la Lanzada, Juan Antonio Pérez, en la tarde del Jueves Santo durante el encuentro que mantuvieron, y le agradece "sus palabras de aliento durante estos días, mostrando el espíritu que, como corporaciones religiosas, debe imperar".

El hermano mayor apunta a la reunión de incidencias que se debe celebrar en el Consejo de Cofradías para depurar todas las posibles responsabilidades, además de para hacer una valoración definitiva "de los hechos ocurridos y los motivos que dieron lugar a los mismos", aunque sí hace una serie de consideraciones. En primer lugar, admite el "error" de que los pasos entraran en la Campana con marchas, cuando ya había anunciado la suspensión de la procesión, aunque precisa que sin ellas también hubieran tardado lo mismo en recogerse, por el corto recorrido que les separa de la capilla, por la falta de espacio a la hora de ubicar al cuerpo de nazarenos y por la dificultad para poder desalojar a un cortejo con más de 1.200 personas. Ildefonso Martínez niega categóricamente los comentarios sobre la polémica y posibles enfrentamientos surgidos entre ambas corporaciones: "No ha existido, ni existe nada al respecto, cuestión comentada entre ambos hermanos mayores y negada por ambos". Igualmente "reprueba" los abucheos que "una mínima parte del público" profirió contra el paso de palio de la Virgen de Regla cuando embocaba Orfila.

Respecto al mal trato, que según el hermano mayor, les ha dispensado la prensa a la hora de informar sobre el incidente, advierte que estudiarán "la forma de proceder teniendo siempre en cuenta los intereses de nuestra corporación y buscando el esclarecimiento de los hechos". Amenazas veladas que llegan el día en el que el Consejo de Cofradías felicitó públicamente a los medios de comunicación social "por la magnífica información" ofrecida sobre la Semana Santa, "la cual agradecemos de todo corazón y que, gracias a los medios informativos, ha llegado a todas las personas que por cualquier causa no han podido estar en la calle; así como a todas las ciudades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios