Paralizan el desahucio a la mujer víctima de violencia de género

  • El PSOE había solicitado al juzgado la suspensión e insta al Ayuntamiento a realojar de forma urgente a la joven y a su hijo.

Comentarios 1

Bea y su hijo de 6 años no tendrán que abandonar su vivienda de alquiler. El juzgado ha paralizado el desahucio previsto para este miércoles. Ella es víctima de violencia de género y el propietario de la vivienda interpuso una denuncia contra su ex pareja, quien dejó de pagar la renta. El juez ha parado el desahucio ya que esta persona tiene una orden de alejamiento y ya no vive en la vivienda. La suspensión ha llegado después de la petición del Grupo municipal Socialista, que se hizo cargo de la defensa de Bea. El propietario tiene la posibilidad de reiniciar el proceso denunciando a Bea. Tanto la afectada como el PSOE reclaman a Emvisesa que dé respuesta a casos como este adjudicando alguna de las numerosas viviendas vacías y creando la unidad específica de la empresa de vivienda para estas personas.

"Estoy más contenta, más feliz, porque he podido solucionar esto, aunque sea temporalmente", explica Bea, quien se muestra tremendamente agradecida por las gestiones realizadas y el interés que se han tomado desde el Grupo Socialista, especialmente su portavoz, Juan Espadas, y la abogada Margarita Asuar.

A pesar de esta victoria temporal, Bea lamenta el tiempo que lleva pidiendo una vivienda protegida y se muestra muy sorprendida por cómo no se llegó si quiera a debatir la propuesta urgente que sobre su caso presentó el PSOE en el último Pleno municipal celebrado el pasado viernes: "Hace tres o cuatro meses solicité una vivienda en régimen especial de alquiler en Nuevo Amate. Ahora tengo a 300 personas por delante a pesar de ser víctima de violencia de género".

El objetivo de Bea es ahora tratar de llegar a un acuerdo con el propietario del piso en el que vive de alquiler para poder fraccionar los pagos del alquiler. Sus ingresos son bajos -cobra una ayuda de 420 euros- por lo que espera encontrar también un trabajo que le permita incrementar estos ingresos: "Quiero conseguir un sueldo estable para poder pagar una vivienda de alquiler. Todo el mundo tiene derecho a una vivienda. Mis ingresos son mínimos y el padre de mi hijo no me paga la manutención, ni se hace cargo de la ropa, ni del alquiler, ni nada".

En los próximos días mantendrá una reunión con la Unidad de Trabajo Social en la que pedirá que valoren su situación para poder acceder a una vivienda y asegura que, gracias a la ayuda del PSOE, ve el futuro con más optimismo: "Veía una nube negra y ahora veo el cielo más azul. Parece que voy encauzando mi vida. He dado un paso adelante".

Por su parte, el portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, reclamó al gobierno de Zoido que "dé respuesta urgente" a las víctimas de violencia de género que esperan una vivienda de Emvisesa y no reciben respuesta alguna, y advirtió que hay mujeres con hijos menores que viven en viviendas privadas con la amenaza del desahucio por no poder hacer frente a las rentas o a las hipotecas. Espadas instó al PP a rectificar después de que en el último Pleno no apoyaran e incluso se negaran a debatir una moción en la que se solicita una batería de medidas para dar respuesta a las víctimas de violencia de género. "Hay viviendas vacías y no se está aplicando en ellas una reserva para las mujeres víctimas de violencia de género. Se debe revisar el modelo de aplicación de este cupo y dar respuestas inmediatas a los casos más urgentes", reclamó el portavoz socialista, quien subrayó que existen casos "evidente y muy graves" como el de Bea, que finalmente fue paralizado en el día de ayer antes de consumarse hoy el desahucio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios