El Parque Guadaíra se abre al público con flecos

Comentarios 20

Los vecinos de los cinco barrios que se benefician del nuevo parque sobre el antiguo cauce del Guadaíra han acogido con entusiasmo la apertura al público de esta gran lengua de zona verde con más de 60 hectáreas que une el Polígono Sur, Los Bermejales, Heliópolis, Pedro Salvador y Elcano, y está dotada con dos lagunas, con huertos familiares y con carril bici que lo atraviesa perpendicularmente. Sólo el tramo del Polígono Sur sigue cerrado a la espera de que se construya un paso peatonal semafórico que ofrezca un acceso más seguro de los vecinos a la zona verde.

La satisfacción es general a pesar de que aún no hay bancos ni farolas que iluminen el paseo ni juegos infantiles ni fecha de inaguración oficial, unas tareas que corresponden al Ayuntamiento de Sevilla, cuyo alcalde hasta ayer no había firmado la recepción del parque. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), responsable de la obra, sí firmó el martes de Feria el acta de entrega.

Con la retirada de las vallas de obra se han colocado decenas de papeleras móviles, el único mobiliario existente. Desde Heliópolis, el presidente de la asociación de vecinos Los Andes, Juan Luis Manfredi, se mostró ayer deseoso de que el parque se equipe cuanto antes porque "quedan muchas puntadas que dar" y admite que las últimas noticias que les trasladó el Ayuntamiento hace dos meses es que "está buscando el dinero y las soluciones para colocar los elementos que faltan".

El gobierno local no dará fecha de inauguración oficial ni de colocación de mobiliario hasta que recepcione la zona verde, aclaró en declaraciones a este periódico.

Manfredi elogia que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir haya cumplido e incluso haya añadido mejoras: arreglar la parcela-basurero junto a Los Bermejales y alargar el carril bici por delante del Sadus, pero se teme que el Ayuntamiento no tenga recursos suficientes para alumbrar tantas hectáreas de parque.

En marzo pasado, la CHG adjudicó a la empres Trauxia S.A. por un canon total de 815.957 euros el acondicionamiento de la parcela colindante al parque, que era utilizada como vertedero, para incorporarla a la zona verde.

La empresa Arpo se adjudicó por 240.521 euros la conexión de los carriles bici y peatonales con la red existente en la ciudad hasta las avenidas de Holanda e Italia, en Los Bermejales, así como la plantación de arbolado de sombra y la unión de las conducciones del parque con las de la barriada para riego.

La asociación Bermejales 2000, representada por la veterana líder vecinal Conchita Rivas,mostró ayer su absoluta satisfacción con esta nueva zona verde, un pulmón muy necesario que conecta con el parque periurbano de Los Bermejales. "Nuestra valoración es muy positiva. Hemos pertenecido a la comisión de seguimiento de las obras del parque junto con Heliópolis y Pedro Salvador. Y puedo decir con orgullo y satisfacción que los primeros patos de las lagunas vinieron en jaulas que yo abrí", explica Rivas.

Sobre la falta de mobiliario, Conchita Rivas se muestra indulgente. "Sabemos de sobra la crisis económica que tenemos. Hay que tener paciencia, todo va llegando", afirma antes de recordar que con esa misma paciencia el barrio aguarda el centro cívico que se le prometió hace casi cuatro décadas, así como la Escuela Politécnica Superior que la Universidad de Sevilla proyectó en esta zona.

Desde la reivindicativa asociación Parque Vivo del Guadaíra, que también agrupa a vecinos de Heliópolis, Pedro Salvador, Pineda y Bermejales, su portavoz expresa la satisfacción por el fin de la obra del parque pero advierte de las numerosísimas cuestiones pendientes. "La entidad está satisfecha a medias. Hay muchos retos por delante para que el parque sea un punto de encuentro, para que esté acabado y sea un lugar seguro y sostenible, y para que sus usuarios sean conscientes de que son corresponsables de su mantenimiento", afirma su portavoz Antonio Fajardo.

La asociación tiene noticias de fuentes municipales de que la colocación de farolas está en proceso de adjudicación, si bien no se espera que haya iluminación antes del verano. Respecto a las papeleras, se quejan de que están demasiado alejadas al estar cada una a distancia de 200 a 300 metros. La ausencia de vigilancia policial hasta el momento también preocupa a la entidad.

Fajardo lamenta que el Ayuntamiento sigue haciendo oídos sordos a sus propuestas y no los recibe tras cuatro escritos que le han enviado "con una amplia carta de propuestas, y tras recabar el apoyo de otros muchos colectivos". Por eso la entidad reclama al Consistorio "más transparencia y una gestión más participativa, dada la peculiaridad de ser un espacio de carácter metropolitano que afecta a dos distritos".

Desde el Polígono sur, el director de la residencia Flora Tristán, muy implicada con el barrio, explica que este parque es necesario para oxigenar a los barrios del Polígono. "El parque y cualquier servicio nuevo que se ofrezca, como las pistas de pádel, son elementos que dan vida al barrio y permiten que otras personas que no lo conocen puedan venir aquí", asegura Juan Blanco, quien reitera que la apertura de su residencia hace años ha permitido "reconquistar una buena zona de este territorio donde se han instalado bares y tiendas".

Blanco explica que el parque no puede abrirse aún en el Polígono Sur porque falta una conexión segura en el centro del barrio, a la altura de Martínez Montañés, la misma que se diseñó con el Plan Urban y quedó sin hacer. "Es un cruce complicado de Su Eminencia que necesita como mínimo un paso con semáforo. El acceso del parque más directo está a la altura de Martínez Montañés porque a la altura del parque de Bomberos ya existe uno", aclara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios