Los bares del Paseo de Colón reabren tras una semana cerrados

  • El Ayuntamiento levanta el precinto sobre los establecimientos, que no pudieron abrir ningún día del puente de la Inmaculada

Una de las terrazas abiertas este martes por la tarde. Una de las terrazas abiertas este martes por la tarde.

Una de las terrazas abiertas este martes por la tarde. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 1

Los bares del Paseo de Colón reabrieron este martes tras pasar más de una semana cerrados. El Ayuntamiento de Sevilla levantó el precinto que mantenía sobre estos cinco establecimientos, que han sido cerrados dos veces en menos de un mes. La delegación de Medio Ambiente les había impuesto una sanción que oscilaba entre el mínimo de una semana y el máximo de un mes. Este martes, tras más de una semana de cierre y después de que los empresarios se comprometieran a cumplir con los preceptos de la ordenanza municipal que regula esta actividad, Medio Ambiente decidió retirar los precintos.

Los negocios que han estado afectados por esta medida son cinco: Pinzón, Colón 5, Bribón, F5 Sevilla y Boga. La Policía Local cerró los tres primeros -los otros dos lo hicieron por voluntad propia antes de que fueran denunciados- la madrugada del 18 de noviembre. Los hechos por los que se precintaban eran la colocación de toldos y estructuras no permitidas, la instalación de calefactores eléctricos irregulares, la concentración de personas consumiendo bebidas alcohólicas en sus puertas y el bloqueo del pasillo peatonal de seguridad, que obligaba a los viandantes a caminar por la línea de rodadura de la calzada, con el consiguiente riesgo de atropello.

El Consistorio exige a los empresarios que deben garantizar la seguridad

Los bares reabrieron el lunes siguiente pero la Policía volvió a precintarlos la noche del 2 al 3 de diciembre. Se repetían tres de los motivos: la instalación eléctrica irregular, el bloqueo de la acera y el consumo de alcohol en la calle. En esta ocasión Medio Ambiente les mantuvo el cierre durante el puente de la Inmaculada, uno de los periodos más fuertes del año para estos negocios, ya que el centro de la ciudad ha estado repleto de personas durante todos estos días.

Fuentes municipales explicaron este martes a este periódico que la delegación de Medio Ambiente consideró que la sanción había sido ya bastante dura y levantó el precinto, siempre con el compromiso de los empresarios de cumplir con lo que marca la normativa. En diferente situación se encuentra el quiosco Zaratustra, que sigue cerrado porque sólo tiene licencia para vender agua y helados.

Los empresarios de ocio nocturno mantuvieron este martes una reunión con el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, después de que se haya celebrado una manifestación ante la sede de la delegación de Medio Ambiente, en los jardines de la Madrina. En el encuentro de este martes se trató el asunto del Paseo de Colón, así como el de otras zonas de la ciudad. En el último fin de semana, por ejemplo, la Policía denunció varios bares de la calle Arfe. Según explicaron las mismas fuentes municipales, el delegado de Seguridad transmitió a los empresarios que hay una serie de líneas que el Consistorio no va a permitir que se crucen. Una de ellas es la de la seguridad. Los bares han de cumplir con el aforo establecido y dejar libres las vías de evacuación, así como tener extintores, salidas de emergencias y todos los elementos que marca la ley. El edil también les explicó que no se puede permitir la aglomeración de personas colapsando la calle en la puerta de un local, ni que el público que acude a un bar termine bebiendo en la vía pública como si de una botellona se tratara.

Este periódico contactó este martes con la abogada Vanesa Villegas, de Sanguino Abogados, que representa a los bares del Paseo de Colón. La letrada prefirió no hacer ninguna declaración, respetando así la orden que le han transmitido sus clientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios