Peluqueros formados con ética y estética

  • Presidente de la AcpropeseAprendió a ser peluquero en el negocio familiar y ahora preside la Asociación de Centros de Enseñanza Privados y Profesionales de Peluquería, un sector con una gran demanda por parte de las empresas.

A diferencia de los jóvenes de hoy día, que según Miguel Ángel, "entre los 18 y 25 años aún no tienen muy claro lo que quieren ser", él, a los 14, ya empezó a trabajar en el negocio familiar mientras lo compaginaba con sus estudios. A fin de cuentas, en la Academia Bermúdez, a partir del año 2000 Aula Esthetic, había una reputación que mantener de enseñanza seria y rigurosa -y homologada desde 1976- de la peluquería y la estética. Un "código deontológico de calidad y servicio al alumno" que se extiende entre los miembros de Acpropese (Asociación de Centros de Enseñanza Privados y Profesionales de Peluquería y Estética; www.aula-esthetic.com), que Miguel Ángel preside. Acoge casi 30 centros de enseñanza miembros, más unas 200 peluquerías o centros de estéticas asociados que reciben talleres y que forman -en ciclos de dos años- a cientos de futuros profesionales "en un campo con mucho futuro y con más oferta de empleo que estudiantes hay" ya que, asegura Miguel Ángel, la asociación cuenta "con una base de datos de más de 300 empresas del sector" que solicitan profesionales cada día. Si acaso, opina, "falta divulgación" de las posibilidades de este sector, que ha cambiado bastante en los últimos años: "Sobre todo nos piden más especialización: monográficos de maquillaje, de recogidos y bodas con su complementos, que son más lucrativos, o reciclaje de peluqueros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios