Pendiente siempre de la reanimación

  • MédicoLa pasada semana fue premiado en el Concurso Científico de la Academia de Medicina por su trabajo sobre anestesiología, además de recibir el título de académico

Con una vida ajetreada entre su profesión médica, la docencia y la investigación, este doctor trabaja desde hace cinco años en el Hopital Virgen Macarena tras su breve paso por Algeciras. Nacido en Madrid y asentado desde su niñez en Sevilla, donde estudió Medicina e hizo la especialidad en Anestesiología y Reanimación, ahora ha recibido el reconocimiento profesional por parte de la Real Academia de Medicina de Sevilla, la cual entregó la pasada semana los premios de su Concurso Científico de 2007. Aparte del "orgullo" de su título de académico, la motivación de su profesión le ha conducido a escribir una veintena de artículos en revistas especializadas y a recopilarlos en un trabajo que fue galardonado por la Academia de Medicina sobre el tratamiento posoperatorio y las complicaciones precoces de la cirugía de resección hepática. "Ha sido una puesta al día, recopilando el trabajo que se está haciendo, para elaborar un protocolo de actuación y lograr atenciones adecuadas", apuntaba sobre su estudio Bartolomé Fernández, llevado a cabo el último año en la Unidad de Cirugía Hepática del Macarena, hospital en el que ejerce también como tutor de los residentes. Pendiente siempre de actualizar las líneas de trabajo, este médico espera seguir sacando tiempo para investigar y escribir temas de aspecto humano y relacionados con la reanimación, uno de los campos que más le atrae.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios