Perfil: El fauno que quiere ser cartujo

Pedro Romero de Solís (Perico en las distancias cortas) se ha definido alguna vez como "monárquico anarquista", quizás para dejar claro que es un ser indefinible si no se recurre a la contradicción. Su valleinclanesco aspecto actual bien podría corresponder al de un apostol de Bakunin de la Belle Époque o al de un coronel de nuestra infantería colonial ya retirado por la derrota. De verbo arrollador, bonvivant, con fama de Don Juan incorregible, Pedro Romero de Solís, sin embargo, es mucho más que un hombre aficionado a las elegancias y al buen vino oloroso. Es, sobre todo, un profesor y escritor apasionado por la cultura, resbaladiza palabra que para él cristaliza definitivamente en la tauromaquia. Después de vivir en varias ciudades y pueblos, actualmente habita, mitad cartujo mitad fauno, en la Sierra de Huelva. "He venido a Sevilla sólo por los toros. Yo lo que quiero es estar solo"... Los toros, el vino, los libros, la gastronomía... cuando el entrevistador termina de hablar con Perico Romero de Solís se siente más animado, más libre, más valiente y más sabio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios