Peyré se ampara en una licencia urbanística para funcionar como salón de celebraciones

  • Medio Ambiente mantiene que carece de licencia de actividad y que ni siquiera ha sido aún solicitada.

La propiedad del edificio Peyré de la calle Francos asegura que la licencia urbanística de primera ocupación concedida por la Gerencia el pasado 15 de marzo es suficiente cobertura legal para que el inmueble siga acogiendo actos sociales y celebraciones. La propiedad y su asesoría jurídica destacan que la licencia se pidió para que este local comercial pudiera operar como "salón de eventos específicos", por lo que de su informe favorable concluyen que da cobertura al inmueble como salón de celebraciones. Peyré lleva dos años funcionando como sede de grandes actos sociales. La propiedad entiende que con anterioridad a esta licencia -fechada hace menos de un mes- le ha servido la que tiene expedida la finca como galería comercial con café y la que a su vez tiene la empresa explotadora (Sevilla Hook, S.L.) para operar como catering.

No obstante, fuentes autorizadas del Ayuntamiento de Sevilla confirmaron este miércoles, una vez más, que el edificio de Peyré carece de licencia como salón de celebraciones, pues este tipo de permisos son expedidos por la Delegación de Medio Ambiente, facultada y competente para el otorgamiento de las denominadas licencias de actividades, distintas de las licencias urbanísticas que se expiden para obras, reformas y otros fines, pero en ningún caso para el ejercicio de actividades. Las mismas fuentes precisaron que ni siquiera consta que se haya solicitado tal licencia.

La Delegación de Medio Ambiente confirmó también que el expediente disciplinario del que informó este miércoles este periódico continúa abierto y en fase de tramitación. Este expediente incluye una propuesta de sanción de 3.000 euros y una orden de clausura de la actividad como medida cautelar mientras no haya licencia.

El expediente se abrió el pasado octubre como consecuencia de reiteradas denuncias de la comunidad de propietarios a la Policía Local, cuyos agentes de la Línea Verde confirmaron la carencia de la licencia de actividad.

La propiedad insiste no sólo en que cuenta con el amparo legal suficiente para seguir cediendo la explotación del inmueble como salón de celebraciones, sino que además es la única sociedad que cuenta con este tipo de permiso en la ciudad, donde hay casas palacio tanto en el centro como fuera del distrito Casco Antiguo que funcionan como tales sin contar con ningún permiso específico para tal fin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios