Piden 38 años a un exhibicionista por agresión sexual a cinco niñas

  • Se trata de un aparcacoches que es reincidente en estos delitos, ya que acumula otras dos condenas por exhibicionismo y abuso sexual.

La Audiencia de Sevilla juzgará la próxima semana a un joven de 21 años, para quien la Fiscalía solicita 38 años de cárcel por cinco presuntos delitos de agresión sexual a niñas, delitos en los que es reincidente pues acumula otras dos condenas por exhibicionismo y abuso sexual.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que la Sección Tercera de la Audiencia juzgará el próximo 3 de julio a G.E.B., acusado de cinco presuntos delitos de agresión sexual por los que el fiscal solicita condenas de 13 años, dos de 10 años y otras de 3 y 2 años de cárcel, al concurrir en todos los casos la agravante de reincidencia.

El acusado, que en la actualidad está encarcelado a la espera del juicio, fue condenado en marzo pasado a dos años de cárcel por agredir sexualmente a una adolescente a la que abordó cuando se dirigía al colegio.

Se da la circunstancia de que cometió dicho delito a los 20 días de haber quedado en libertad provisional por otra condena de cuatro años de cárcel por exhibicionismo ante cinco menores, a las que abordaba a la salida del colegio.

Todos los presuntos delitos que se imputan al procesado ocurrieron en los barrios sevillanos de Nervión y El Porvenir, donde G.E.B., que trabajaba como aparcacoches en la calle, aprovechaba la salida del colegio de las menores o cuando caminaban solas por lugares poco transitados.

Una vez que tenía a la menor a su alcance, en los primeros casos denunciados se limitaba a exhibir su órgano sexual, pero en los últimos amenazaba a las víctimas, les realizaba tocamientos y les obligaba a que le masturbaran.

Su última condena se produjo porque a las 7.15 horas del 23 de mayo de 2007 abordó a una chica de 16 años, la acorraló a la fuerza en unos matorrales y se masturbó delante de ella. Los hechos ocurrieron en la calle Doctor Pedro de Castro, aunque en un descuido la menor pudo darle un codazo y huir.

En el próximo juicio, la defensa solicitará la absolución del procesado y espera contar con el testimonio a su favor de otros aparcacoches que certificarán que se encontraban con él cuando supuestamente cometió las agresiones, han añadido las fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios