Pillado un motorista circulando a 183 km/h en la autovía de Utrera

  • Ha sido captado por el radar 'Pegasus' de un helicóptero de la DGT en una zona de la A-376 limitada a 120 km/h.

El radar Pegasus, instalado en el helicóptero de la Dirección General de Trafico (DGT) con sede en Sevilla, ha captado a una motocicleta circulando a 183 kilómetros por hora en la autovía A-376 que une Sevilla con la localidad de Utrera, carretera en la que la limitación de velocidad existente es 120 kilómetros por hora.

Según ha informado la DGT en un comunicado de prensa, el pasado día 17 de enero se registró un accidente mortal en esta misma vía, resultando fallecido un motorista por salida de vía.Desde el pasado lunes 18 de abril, se está celebrando una campaña de siete días de duración para recordar a los conductores la importancia de respetar los límites de velocidad y para comprobar que se cumplen los límites establecidos.

La importancia que tiene la seguridad vial en las ciudades es lo que ha llevado a la DGT a invitar a los ayuntamientos y a las comunidades que tienen transferidas las competencias de tráfico a sumarse a la misma. El mensaje a transmitir, independientemente de la administración que gestione la circulación, es que los límites de velocidad siempre se deben respetar, más aún cuando muchas ciudades cuentan con vías en la que los diferentes actores comparten espacio (coches, motos o bicis).

La campaña traspasa nuestras fronteras y se realiza de forma simultánea en más de 25 países europeos a través de la Organización Internacional de Policías de Tráfico (Tispol). En el ultimo estudio de medición de la velocidad libre realizado por la DGT, los indicadores obtenidos describen que las vías convencionales limitadas a 90 kilómetros por hora son las carreteras donde más se incumplen los límites de velocidad. Así, cuatro de cada diez conductores circulan a una velocidad superior a la permitida, un 25 por ciento supera la velocidad en más de diez kilómetros y un 12 por ciento en más de 20 kilómetros por hora.

En el caso de las vías limitadas a 100 kilómetros por hora, el porcentaje de vehículos que supera la velocidad establecida es algo menor. Debido a esta situación, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil duplicarán los controles en este tipo de vías, carreteras que presentan un mayor riesgo vial y que registran ocho de cada diez fallecidos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios