consumo

Placeros contra las palomas

  • Una empresa capturará con jaulas las aves que anidan en el interior del mercado de abastos de la calle Feria ante las quejas de los comerciantes por los problemas sanitarios que generan

Vista interior de la plaza de abastos ubicada en la calle Feria. Abajo, excrementos de esta ave en la pared. Vista interior de la plaza de abastos ubicada en la calle Feria. Abajo, excrementos de esta ave en la pared.

Vista interior de la plaza de abastos ubicada en la calle Feria. Abajo, excrementos de esta ave en la pared. / reportaje gráfico:belén vargas

Los placeros del mercado de abastos de la calle Feria tienen que adecentar todas las mañanas sus puestos de pescado debido a los innumerables excrementos de las palomas que anidan en el techo. Una contrariedad que se repite desde hace varios meses y que ha obligado al servicio de consumo municipal a contratar a una empresa para la captura y control de esta ave, ya que genera problemas higiénico-sanitarios, molestias a los clientes y pérdidas económicas.

Para acabar con las palomas que campan a sus anchas por el interior del mercado se considera que el método más apropiado es la colocación de jaulas trampa en varios puntos del edificio. Al menos serán tres, y deberán tener unas características adecuadas que conjuguen la eficacia con el confort de las aves atrapadas, garantizando el espacio y protección necesaria, así como el suministro o disponibilidad continua de agua y alimentos para las palomas capturadas. El armazón deberá servir para capturar hasta 50 ejemplares, que no podrán volar en su interior (incluso a la hora de retirarlas) para evitarles daños en las alas y estrés innecesario. Además, las jaulas contarán con comedero y bebedero que deberán mantenerse hasta su retirada por los expertos; ser de fácil montaje y colocación en terrazas, azoteas y patios, y resistentes, fácil limpieza y desinfección.

La intervención para controlar la población empezará en agosto y durará tres meses

La empresa encargada de la captura (que cuenta con un presupuesto de 5.000 euros, IVA incluido) realizará un diagnóstico de la situación actual detallado de las palomas en el mercado de abastos, incluyendo los riesgos existentes, el tamaño de la población y los factores de riesgo inherente a cada una de las zonas de estudio. También propondrá puntos específicos del plan de actuación justificando la necesidad y oportunidad para una eficiente campaña de control y mantenimiento de la población de palomas. El programa durará al menos tres meses, debiendo empezar la captura en agosto.

Los técnicos revisarán las jaulas como mínimo una vez a la semana, incluyendo todo lo necesario para la operatividad como es el pienso, el agua, la mixtura de reclamo y el estado de conservación del comedero y del bebedero, así como la limpieza de todos los elementos, incluida la zona donde queda ubicada la jaula. La adjudicataria del servicio procederá a la recogida y transporte de los animales capturados, impidiendo en todo momento que ocasione daños innecesarios a los animales. La recogida será sin límite de aves. En caso de que sea necesaria la eutanasia, la destrucción y gestión de los restos, éstos deberán ser gestionados por la empresa. También se hará un conteo de ejemplares capturados para realizar una estimación de la población, así como poder determinar la efectividad de la ubicación de cada una de las jaulas.

La adjudicataria deberá mantener puntualmente informado al servicio de Consumo sobre la marcha del servicio y todas las incidencias. A su vez, está obligada a presentar un informe mensual con el número de capturas realizadas en la plaza de abastos. En el caso en que alguno de los puntos elegidos por los técnicos no dé resultado positivo, se procederá a proponer un nueva zona de captura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios