Pleno municipal

El Pleno reprueba a Cortés y Torrijos defiende su apoyo a los escraches

  • El portavoz de IU critica el "oportunismo del alcalde mudito", mientras el PSOE los desliga de la violencia.

Comentarios 9

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado, una moción del PP, en la que se condena "enérgicamente todo acto de intimidación o acoso practicado contra cualquier político o particular", algo que los populares han ligado a los 'escraches'. Además, se aprueba reprobar a la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, por las declaraciones en las que asegura que practicaría este tipo de movilizaciones ciudadanas, además de exigirle que se retracte. 

La votación de esta iniciativa se ha realizado de forma separada, a petición del PSOE, ante lo que el PP ha votado favorable a los tres puntos de forma positiva, mientras que IU ha mostrado su rechazo. Por su parte, el PSOE ha votado en contra de la reprobación de la consejera de Vivienda y de la petición de que se retracte, mientras que ha aprobado el rechazo a los actos de "acoso o intimidación", que sin embargo desliga de los escraches.  

En su intervención, el portavoz del Grupo Popular, Juan Bueno, se ha referido a los escraches como un grupo de personas que "insulta, amenaza, coacciona y realiza vejaciones", apuntando a los que "gritan en el oído a los políticos hasta que entran en su casa o que se suben a los balcones de sus casas".  

Así, asegura que estas acciones "no están justificadas" y que suponen un enfrentamiento con el respeto a los derechos fundamentales, como la intimidad y la integridad física de las personas, recalcando que Cortes con esas declaraciones de apoyo pretende "tapar su propia incapacidad, porque no se centra en resolver los asuntos que tiene". 

 pesar de esto, recalca que "en un estado democrático se debe respetar la opinión de cada uno de los ciudadanos" y subraya que el PP "respeta" que los ciudadanos expresen su opinión "libremente". "La crisis no debe llevarse por delante los derechos con el mal llamado 'escrache' o bien llamado acoso, con el que se vulneran los derechos y se recuerdan a épocas anteriores", recalca Bueno. 

Por su parte, el concejal socialista Juan Manuel Flores ha lamentado la actitud del PP actualmente, teniendo en cuenta que cuando el ex alcalde hispalense Alfredo Sánchez Monteseirín sufrió ese "acoso" en su domicilio particular "en aquel momento no se encontró ninguna condena explícita del PP", algo ante lo que Bueno asegura que cuando el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, sufrió un "ataque con un petardo en su domicilio, Zoido no tardó ni diez minutos en mostrar su rechazo". 

En este marco, Flores ha dejado claro que no puede considerarse que todo los escraches o todas las protestas tengan que tener "una manifestación de violencia", subrayando su base pacífica, aunque recordando a algunos individuos concretos que pueden realizar este tipo de actos.  

El edil socialista se ha mostrado, por tanto, contrario a la violencia, que desliga en todo momento de estas movilizaciones ciudadanas conocidas como escraches, e insta además a que los políticos se centren en la resolución de los problemas que causan estas acciones, apuntando al Ayuntamiento en materia de vivienda y empleo. 

En la misma línea, Torrijos, tras advertir que él también estaría presente en los escraches, ha criticado la instrumentalización que hace el "alcalde mudito con las propuestas que trae al Pleno", apuntando a la "falta" de intervenciones de Zoido, y ha lamentado que se pretenda reprobar a Cortés "que ha conseguido poner en la agenda el derecho a la vivienda por primera vez en la democracia".  

"Repruebo esa forma de hacer política del PP, su oportunismo, mientras mantiene una hoja de ruta que tiene que ver con el temor que le acompaña ante la creciente movilización social contra sus políticas. Ha recuperado lo que siempre ha hecho la derecha que es ante la movilización social represión", sentencia, alertando de que esta moción "agrede" a la democracia. 

De este modo, tras defender las actuaciones "pacíficas" de los escraches, critica que el PP intente "criminalizar a las víctimas de la crisis", instando a terminar con la "dicotomía de que una persona humilde que roba un jamón es un chorizo y el que roba 1.000 millones es un financiero". "Hay que abordar el origen del problema y no tratar represivamente a las movilizaciones, que tienen que ver con los derechos y con la democracia", concluye. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios