Sevilla

“Es buscar polémica donde no la hay”

  • El cartel de Manuel Peña para el Rocío de Sevilla genera críticas por eliminar al Divino Pastorcito

Comentarios 1
Imagen del cartel rociero de la Hermandad de Sevilla Imagen del cartel rociero de la Hermandad de Sevilla

Imagen del cartel rociero de la Hermandad de Sevilla / D.S.

“Me sobrepasa. Esto es buscar polémica donde no la hay”. Con estas palabras responde el pintor Manuel Peña a la polémica generada tras darse a conocer el cartel que ha realizado para anunciar la romería del Rocío en la Hermandad de Sevilla. Desde que el pasado martes se presentó muchos han sido los comentarios publicados en las redes sociales –algunos, incluso, por parte del clero– que cuestionan la conveniencia de que la imagen del Divino Pastorcito sea sustituida por la carreta del Simpecado de la corporación del Salvador.

Manuel Peña, quien ya saltó a la palestra informativa por el polémico cartel de la Navidad que editó el año pasado la Asociación de Belenistas, afirma que “la hermandad se siente satisfecha. Ha quedado contenta con la obra”. En la página web del pintor se detalla con minuciosidad esta obra, en la que vuelve a mostrar el estilo hiperrealista del que hace gala en casi todas sus composiciones.

Un detallismo perceptible en la parte superior y alrededor del cartel, en el que aparece la Virgen del Rocío de medio cuerpo, retratada con toda precisión, especialmente el rostro (en el que se puede ver hasta el craquelado de la policromía), la vestimenta y las innumerables joyas que la adornan. El pincel se vuelve más suelto en la parte central, la que ha generado la polémica, ya que es ahí donde Peña sustituye la imagen del Divino Pastorcito por la carreta del Simpecado de Sevilla, que sostienen las manos de la Blanca Paloma.

Este cambio fue criticado por muchos sevillanos desde que el cartel se dio a conocer. Su autor explica el sentido que tiene:“Es Ella, la Virgen del Rocío, la que cobija, nos ofrece y nos presenta a Sevilla”. Como detalle, además, destacan las cinco mariposas que revolotean alrededor del nombre de la Patrona de Almonte, que representan las otras cinco corporaciones rocieras que peregrinan, además de la del Salvador, a la aldea marismeña:Triana, el Cerro, Macarena, Sevilla-Sur y la Castrense. Otro de los rasgos propios de Peña que está presente en esta obra es la flor de azahar.

Ante el revuelo que el cambio del Divino Pastorcito por la carreta del Simpecado de Sevilla creó en las redes sociales, el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Marcelino Manzano, expresó a este periódico que “aunque personalmente me hubiera gustado que permaneciera la imagen de Jesucristo entre las manos de su Madre, se trata, en todo caso, de una licencia artística del pintor que en ningún momento puede considerarse como una falta de respeto”. En este sentido, Manzano añadió que el Simpecado representa a la Virgen y ya contiene en la reproducción del icono mariano al Divino Pastorcito, a Jesús.

Además del cartel de la Navidad, a Manuel Peña se deben, entre otras obras, el del Corpus Christi del año pasado, en el que también hizo uso del estilo hiperrealista para retratar sobre un fondo de pan de oro (otro de los elementos propios en sus cuadros) al Niño Jesús de la Sacramental del Sagrario, que sale en la procesión eucarística.a.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios