Día de la Policía Local

La Policía Local interviene más y realiza más detenciones

  • El Ayuntamiento vincula el descenso de la siniestralidad en el último año a las medidas preventivas.

  • Espadas solicita al Estado que permita subir el gasto para cubrir las vacantes.

Espadas saluda a una de las 163 personas distinguidas. Espadas saluda a una de las 163 personas distinguidas.

Espadas saluda a una de las 163 personas distinguidas. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 2

Más intervenciones y más detenciones. La Policía Local ha realizado a lo largo del último año unas 72.000 actuaciones en los distintos barrios de la ciudad. Esto supone un incremento del 12,6% si lo comparamos con 2016. En más de 680 casos, la actuación de los agentes finalizó con el arresto de una persona. Lo que se traduce en una subida del 32%. "Estos datos no reflejan un aumento de los delitos o las infracciones en la ciudad, sino una mayor presencia de nuestra Policía en la calle. Especialmente en los barrios y en los eventos", apuntó Juan Carlos Cabrera durante el acto central del cuerpo celebrado en Fibes, que este año no estuvo precedido por una semana plagada de jornadas, charlas, exposiciones, mesas redondas y exhibiciones ante escolares.

No fue el único dato estadístico que aportó el delegado de Seguridad tras felicitar a todos los agentes condecorados: "Son un ejemplo del trabajo y esfuerzo diario de todos los miembros de la Policía Local". En su discurso ante un desangelado auditorio, destacó la importancia de la labor preventiva gracias al aumento de los controles y las medidas implantadas por Movilidad en materia de seguridad vial. Sacó pecho por la reducción de la siniestralidad en Sevilla "en contra de lo que está ocurriendo en otros puntos del país". En lo que va de año se han reducido los accidentes con heridos en un 33%. El número de heridos graves ha caído en un 17%. Los heridos leves han descendido en un 56%. Los atropellos bajaron un 36%. En el caso de los atropellos con ciclistas implicados fue un 48%. Este descenso de la siniestralidad viene de la mano del incremento de los controles de alcoholemia realizados por la Policía Local. Un 55% más con una caída del 30% de los positivos.

La prioridad quedó fijada en una nueva RPT que mejorará la atención a los barrios

También recalcó el número de intervenciones de bebidas por consumo de alcohol en la vía pública. Más de 8.500, una subida del 26%. A esto hay que sumar las operaciones que han permitido incrementar en un 27% el tabaco incautado o en un 35% las falsificaciones. La difusión del trabajo policial en las redes sociales fue resaltada por Cabrera. Mirando al futuro, contó que las prioridades del cuerpo están marcadas por la nueva relación de puestos de trabajo (RPT), que mejorará la atención al turista, los barrios y los casos de violencia de género.

La ceremonia en la que se entregaron 163 distinciones (este año no fueron presentados los casos en vídeos emotivos) para reconocer la labor de la unidad que trabaja en el distrito Cerro-Amate o las actuaciones en varios casos de violencia de género, en los altercados de la pasada Madrugada o en operaciones contra las falsificaciones de productos fue cerrada por Juan Espadas.

"Son necesarias más disponibilidad presupuestaria para mejorar los recursos con los que cuenta la Policía Local y más capacidad para que la administración local pueda incrementar y reforzar su plantilla tan afectada por los años de recortes". Esa necesidad viene motivada tras los atentados terroristas del pasado verano en Cataluña, "lo que ha generado un enorme esfuerzo para los agentes", y los más de 3.000 eventos que se han celebrado en la ciudad en los últimos doce meses, "lo que ha incrementado el coste de todos estos servicios". Dinero para cubrir las vacantes. De los agentes destacó su labor en la lucha contra la violencia de género, y rogó a los ciudadanos que denuncien "ya que el silencio es el peor enemigo de esta lacra".

Pese a todo, el alcalde socialista destacó "los avances" que se están llevando a cabo durante su mandato. Puso de ejemplo la nueva RPT, la apuesta por la Policía de barrio, la nueva comisaría de Bellavista (que debe abrir sus puertas en las próximas semanas) y la rehabilitación de la jefatura del distrito Sur, así como la inversión realizada en material como la adquisición de chalecos antibalas o de vestuario para los miembros del Cuerpo. La única comisaría que se estrenará a lo largo de este mandato será la de Bellavista, un edificio que los vecinos llevan esperando desde hace más de una década y que finalmente acogerá también las oficinas del distrito. El pasado mes de junio, el primer edil visitó el inmueble. Todavía no hay fecha de apertura, pero será la única de las comisarías de distrito que abrirá la Policía Local en estos cuatro años de gobierno socialista. La fuerza municipal carece de una sede por cada distrito, y en algunas ocasiones las actuales instalaciones están en un estado bastante precario. Por ejemplo, la comisaría del distrito Sur.

Se refirió a la oferta pública de 50 plazas, el primer refuerzo de agentes en la plantilla municipal desde la era de Alfredo Sánchez Monteseirín. Desde la incorporación de las dos últimas promociones, la Policía Local ha ido perdiendo agentes sin que se hayan cubierto las vacantes. El mandato de Juan Ignacio Zoido transcurrió sin que se convocara una sola plaza, pese a que el alcalde prometió en reiteradas ocasiones que iba a aumentar la plantilla en 300 agentes. Este refuerzo sigue siendo absolutamente indispensable para reducir el abultado número de horas extraordinarias que el Ayuntamiento tiene que pagar a los policías para cubrir las fiestas de la primavera, la Navidad y los eventos especiales de los fines de semana.

Cruces al merito por la Madrugada y la venta ilegal

Seis de los condecorados saludan al público presente en el auditorio tras recibir el reconocimiento. Seis de los condecorados saludan al público presente en el auditorio tras recibir el reconocimiento.

Seis de los condecorados saludan al público presente en el auditorio tras recibir el reconocimiento. / Juan Carlos Vázquez

Dos agentes que detuvieron a los implicados en los altercados de la Madrugada en la Semana Santa, siete salvadores de mujeres maltratadas o la limpiadora amante de la serie CSI que recogió la prueba clave para condenar al autor de una violación mortal, recibieron este jueves los premios de la Policía Local. Aunque la mayoría de los galardonados en el día dedicado a este cuerpo son agentes (coincidiendo con la festividad de San Clemente), la Policía Local también quiso distinguir a otros profesionales que de distintas maneras han contribuido a velar por la seguridad de los sevillanos. También fueron distinguidos bomberos, sanitarios y vigilantes de seguridad, como los primeros en subir con un desfibrilador a la Giralda para asistir a una persona infartada.

Fueron reconocidos los agentes Santiago Lazpiuz y Joaquín Correa, que la pasada Semana Santa formaban parte del operativo de la Madrugada para cortar el tráfico en el centro al paso de las procesiones y a los que comenzaron a acercarse personas "corriendo, incluso con lesiones" y "asustadas" ante una sucesión de avalanchas simultáneas que muchos creyeron fruto de un atentado. "Se tranquilizaban al llegar a nosotros pero creían que les ocultábamos algo grave", explicó Lazpiuz, a quien junto a su compañero Correa "la colaboración ciudadana" condujo hasta el entorno de Marqués de Paradas donde detuvieron a tres personas sorprendidas in fraganti golpeando el mobiliario urbano y provocando los ruidos que produjeron las avalanchas que, al igual que la investigación de la Policía Nacional, descartan que estuvieran organizadas. También subió al escenario la jefa de la Unidad Fiscal, Ana Bernal, que lleva ocho años encargada de perseguir la venta ilegal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios