La Policía Local triplica el número de detenidos en dos semanas

  • La revisión del protocolo del 112 explica el incremento importante de la cifra de arrestos de los agentes municipales

La Policía Local de Sevilla ha multiplicado su número de detenidos desde que el servicio de emergencias 112 les deriva las llamadas relacionadas con la seguridad ciudadana. En las últimas dos semanas los agentes de este cuerpo han arrestado a cuarenta personas, cuando lo habitual es que en un periodo como éste realizaran entre diez y quince detenciones, según fuentes de la Policía Local consultadas por este periódico.

Otra de las claves por las que ha aumentado el número de detenidos es por la entrada en vigor de la reforma del código penal que recoge penas de cárcel para los conductores que no tengan carné, que se implantó el pasado 1 de junio. Mientras que antes los agentes simplemente identificaban al conductor sin carné y remitían sus datos al juzgado para que éste obrara en consecuencia, ahora detienen físicamente a los infractores, que son conducidos a los calabozos de la Jefatura y pasan luego a disposición judicial acusados de un delito contra la seguridad del tráfico.

Hasta hace aproximadamente un mes estaba vigente una instrucción interna de la Policía Local que ordenaba a los agentes que no intervinieran en asuntos de seguridad ciudadana. El teléfono de emergencias 112 -que sustituyó hace ya cuatro años al 092- derivaba los avisos por asuntos de este tipo a la Policía Nacional, cuerpo competente en esta materia, sin ni siquiera informar de las incidencias a los policías municipales. Si en algún caso esa información llegaba a los agentes municipales, la orden interna era tajante: "Enterados, no acudimos salvo petición expresa" de la Policía Nacional.

A ello se le unieron las continuas declaraciones públicas del gobierno municipal y del propio alcalde asegurando que la prioridad para la Policía Local debían ser el tráfico y el cumplimiento de las ordenanzas municipales, dejando de atender las cuestiones de seguridad ciudadana. La unidad más afectada por estas restricciones fue el turno de noche, cuyos miembros llegaron a pasar jornadas enteras sin información de lo que ocurría en la ciudad. La situación derivó en una baja masiva de los policías de esta unidad, que fue interpretada por el Ayuntamiento como un plante o protesta encubierta.

Pese a que el Consistorio anunció medidas disciplinarias, lo cierto es que los agentes parecen haber logrado lo que se propusieron. La delegación de Convivencia y Seguridad abrió un plazo para que quien quisiera salir de la unidad nocturna lo hiciera, pero no hubo ninguna solicitud. Además, se llevó a cabo una revisión del protocolo del 112 para que las llamadas relacionadas con la seguridad ciudadana fueran también remitidas a la Policía Local, siempre respetando las competencias de cada cuerpo.

Ese cambio ha disparado el número de detenciones de este cuerpo de seguridad, que ha contribuido en las últimas dos semanas a esclarecer robos de pequeña importancia e incluso algunos casos de violencia doméstica. La unidad nocturna es la que más ha notado este incremento de arrestos, pero las cifras se han duplicado en casi todos los grupos especializados y en las comisarías de distrito de la Policía Local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios