La Policía investiga la violación a una suicida en el Parque de María Luisa

  • La víctima, de 30 años, ingirió varias pastillas de un antidepresivo y fue agredida sexualmente mientras le hacían efecto.

Comentarios 2

La Policía Nacional está investigando un extraño suceso ocurrido a primera hora de la mañana de ayer en el Parque de María Luisa. Una persona que paseaba por la glorieta de Bécquer encontró, sobre las diez de la mañana, el cuerpo de una joven en uno de los bancos próximos a la glorieta de Bécquer. Este ciudadano avisó a la Policía Nacional y se activó el protocolo habitual que se pone en marcha cuando alguien halla un cadáver en la calle. La Policía dio aviso al servicio de emergencias sanitarias del 061, que confirmó que la joven estaba muerta. El Grupo de Homicidios se hizo cargo del caso. 

En una primera inspección ocular, los agentes de esta unidad no apreciaron signos de violencia alrededor del cadáver. Los policías comprobaron que bajo el cuerpo estaba el bolso de la mujer, junto al cual había un bote de pastillas y una carta manuscrita de despedida. Todo apuntaba, por tanto, a que se trataba de un suicidio. Aun así, los policías cercaron la zona en la que apareció el cuerpo,  que fue acordonada con una cinta policial, y revisaron las ramas y los árboles del parque para comprobar si había algún objeto extraño en ellos.

La mujer, de 30 años de edad, baja estatura y complexión muy delgada, fue identificada en pocos minutos. Su identidad responde a las iniciales S. D. M. y es vecina de Tomares. La Policía también encontró ayer su coche poco después de que apareciera el cuerpo sin vida. La comisión judicial autorizó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado a media mañana a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal, en el tanatorio de San Jerónimo, para practicarle la autopsia, una prueba que se hace en todos los casos de personas que fallecen en la vía pública o en extrañas circunstancias.

Una vez allí, los forenses comprobaron que la mujer, de 30 años, presentaba signos de haber sido agredida sexualmente. Sin embargo, la autopsia acreditó que la causa de la muerte había sido la ingesta de numerosas pastillas del antidepresivo Diazepam y que las lesiones sufridas durante la violación nada tenían que ver con las causas de la defunción. Al cuerpo se le están practicando pruebas toxicológicas para confirmar esta teoría formulada en las primeras horas tras el fallecimiento y descartar la relación entre la violación y la muerte.

A la hora de cierre de esta edición, la hipótesis más sólida que manejan los investigadores es que la mujer acudió al parque, bien durante la madrugada o bien a primera hora de la mañana, con intención de quitarse la vida. Allí se tomó las pastillas y, mientras los fármacos le hacían efecto o inmediatamente después de que hubiera muerto, fue violada por algún desconocido que la vio indefensa e inconsciente en el parque. Los policías están tratando de encontrar algún resto o muestra de la que poder obtener ADN con el que tratar de identificar al autor de la agresión. También se buscan testigos y se revisarán las cámaras de videovigilancia de la Plaza de España. Los investigadores también tendrán que averiguar la hora a la que se produjo la agresión, que pudo ser bien durante la noche o bien a primera hora de la mañana. En horario de invierno, el Parque de María Luisa abre a las ocho de la mañana y cierra a las diez de la noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios