El Polígono de San Pablo saldrá el Lunes Santo por decisión de Román

  • El presidente del Consejo reúne a los hermanos mayores de la jornada y les comunica su solución "válida por un año"

Comentarios 3

La hermandad del Cautivo del Polígono de San Pablo conquistará el centro el Lunes Santo. Se trata de la gran novedad de la Semana Santa de 2008. El presidente del Consejo de Cofradías, Manuel Román, convocó en la tarde de ayer en la sede de la institución a los hermanos mayores de la jornada -media hora antes del comienzo de la junta superior- para comunicarles que su decisión personal era la de apostar por una integración de dicha cofradía en la nómina del Lunes Santo. El único matiz de la decisión es que será "válida por un año", aunque todo apunta a que la integración será con carácter definitivo.

Asistieron todos los hermanos mayores del Lunes Santo, a excepción de los de San Gonzalo y la Vera-Cruz, que justificaron sus ausencias. De los presentes hablaron todos -salvo el del Santa Marta- para expresar que acataban la decisión en función del acuerdo que tomaron en un almuerzo informal celebrado en un céntrico restaurante el pasado 26 de diciembre. Todos los hermanos mayores del Lunes Santo acordaron aquel día delegar la decisión en el presidente, habida cuenta de que el consenso o un acuerdo por unanimidad al respecto era casi inviable.

Todo indica que la hermandad del Polígono de San Pablo ocupará el primer lugar en el orden de paso por la carrera oficial. La hermandad tiene perfectamente calculados los tiempos de paso de la cruz de guía y de cada uno de los pasos, así como los metros que tiene que recorrer en cada tramo del itinerario, como ya avanzó este periódico. La cruz de guía saldrá a las 12.00, llegará a la Campana a las 16.40 y entrará a las 23.54. Está previsto que la cofradía forme un cuerpo de alrededor de 500 nazarenos. El recorrido tiene una longitud de 10,786 kilómetros, que la cofradía calcula que realizará a una velocidad de 922 metros por hora.

La hermandad realizó recientemente una prueba de gran parte del recorrido -desde el Polígono hasta el Salvador- con las parihuelas de los dos pasos. Contó en todo momento con la asistencia del Centro de Coordinación Operativa (Cecop) del Ayuntamiento. La cofradía quería probar la resistencia de las cuadrillas de costaleros y la presencia de obstáculos. El gobierno local ya dejó claro en su momento que no existiría ningún problema logístico en caso de que una cofradía acudiera al centro desde una zona tan alejada como el Polígono de San Pablo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios