El Prado del Siglo XXI

  • En 2010 dejará de ser un enclave judicial para convertirse en un centro neurálgico universitario y de oficinas muy bien comunicado · La zona verde sufrirá un importante recorte

Comentarios 2

El Prado de San Sebastián, una de las grandes zonas verdes del centro de Sevilla que la ciudad logró salvar de la especulación inmobiliaria, se ha mantenido inalterable desde 1997, pero en los próximos años su aspecto de lugar tranquilo se tornará en algo radicalmente distinto. La convergencia en este punto del Metro, el tranvía, los autobuses urbanos, metropolitanos y turísticos y plazas de aparcamiento subterráneo convertirán la zona en un foco de incensante actividad.

En lo visual, los jardines se verán alterados por el edificio vanguardista de la biblioteca general de la Universidad de Sevilla diseñado por la arquitecta iraquí Zaha Hadid en el ala más próxima a las viviendas de Carlos V, mientras que el solar vacío frente a la actual estación de autobuses albergará un segundo edificio de diseño encargado por el Ayuntamiento al arquitecto navarro Rafael Moneo. Esta vez será para un hotel, oficinas municipales, locales y un aparcamiento subterráneo de 800 plazas. El plan urbanístico de Sevilla también prevé bajo este edificio la estación de autobuses metropolitanos del corredor Sur, pero el gobierno local guarda silencio sobre este punto.

Hay un segundo gran aparcamiento previsto bajo la glorieta del Cid y un paso subterráneo para los vehículos desde la avenida Menéndez Pelayo hasta la de María Luisa, aunque el Ayuntamiento todavía no ha puesto ni inversión ni plazo para su ejecución, lo que mantiene paralizado este proyecto.

Se puede decir que la mayor parte de los cambios que experimentará el Prado tienen que ver con mejoras en el transporte. Lo primero que se ha puesto en funcionamiento es la terminal del Metrocentro (el tranvía del Prado a Plaza Nueva) con sus cocheras a pocos metros, en un edificio que también incluye tres plantas de oficinas que no tienen inquilinos definidos por parte del Ayuntamiento. En otoño de 2008, al tranvía se sumará el Metro, ya que la línea 1 también tiene parada en el Prado. Estos dos transportes públicos junto con el aparcamiento previsto y la terminal de autobuses urbanos constituirán un gran intercambiador.

Los buses turísticos y panorámicos se integrarán en la estación del Prado que ahora da servicio a las líneas que conectan la capital con el resto de Andalucía y España, mientras que la sede central de los autobuses interurbanos (de largo recorrido) se mudará a Santa Justa.

En un futuro próximo, el Prado dejará de ser el centro judicial de Sevilla para convertirse en un punto estratégico para las conexiones de la capital. El vacío de los edificios de la Audiencia Provincial y de los Juzgados de Instrucción habrá que llenarlos con otros usos aún por definir. La Junta de Andalucía reitera que ese momento será el año 2010 porque para entonces todos los juzgados de Sevilla se habrán trasladado a terrenos del Puerto en la llamada Ciudad de la Justicia.

La evolución de esta zona ha sido lenta. Hasta 1997 los terrenos que hoy ocupan los jardines no pasaron de ser un solar para la Feria de Ganado y luego la Feria de Abril (hasta 1973). En época franquista se levantaron en los alrededores los edificios de la estación de autobuses (años 40) y más tarde los juzgados y la Audiencia. Con la Feria en el real del barrio de Los Remedios, el solar se llenó de conciertos de Cita en Sevilla y de aparcamientos desordenados. Desde junio de 1997 es una espléndida zona verde de 50.000 metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios