Precintan tres tiendas chinas por vender alcohol a menores y fuera de horario

Comentarios 12

La Línea Verde de la Policía Local de Sevilla ha precintado en un solo día tres establecimientos de alimentación y bazares chinos por supuesta venta de alcohol a menores y fuera del horario establecido. Así lo señaló ayer en una nota el Ayuntamiento hispalense, que precisó que los tres precintos se produjeron el pasado lunes, concretamente en el núcleo San Matías -junto a la carretera de Carmona-, la Plaza del Aljarafe y la calle Virgen del Sol. En estas dos últimas direcciones se clausuraron negocios que habían abierto "incumpliendo un precinto anterior por los mismos motivos".

Según la Policía Local, los agentes sorprendieron in fraganti a los propietarios del establecimiento ubicado en el núcleo San Matías cuando vendían alcohol fuera de horario a varios grupos de jóvenes, algo por lo que la tienda ya contaba con varias denuncias de vecinos, que lamentaban que, de esta manera, se generaba "un continuo trasiego de coches de jóvenes que se dirigían a hacer botellona". Los policías observaron que los clientes salían del establecimiento con bolsas de plásticos en las que portaban vasos, hielo y botellas de refresco, "pero nada de alcohol", lo que les llevó a inspeccionar el local y descubrir que distribuían las bebidas alcohólicas "en botellas pequeñas", cuyos compradores escondían en sus bolsos o bolsillos tras adquirirlas por dos euros, logrando así salir de la tienda sin que éstas se advirtieran a primera vista.

Por otro lado, los vecinos de la Plaza del Aljarafe alertaron a la Policía Local de que dos tiendas que ya habían sido precintadas por venta de alcohol a menores, en dicha plaza y en la calle Virgen del Sol estaban abiertas. Por ello, los agentes volvieron a precintarlas de nuevo e informaron a los titulares de que el quebrantamiento de esta clausura "puede ser castigado penalmente como un delito de desobediencia grave a la autoridad".

Según el Ayuntamiento, además del modus operandi antes reseñado, este tipo de establecimientos utilizan otros métodos para camuflar la venta de alcohol a menores o fuera del horario establecido, "tales como sacar las bebidas por una puerta trasera o incluso que un empleado las lleve hasta los vehículos de los clientes parados en las inmediaciones del local".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios