Premio a la autoexigencia académica

  • EstudianteLicenciada en Empresariales y Relaciones Laborales, ha recibido el premio al mejor expediente académico de la Universidad Pablo de Olavide

Quizás por el hecho de que sus hermanos también eran muy buenos estudiantes, lo natural en la casa de Julia es que sus excelentes notas académicas fueran acogidas con la mayor naturalidad: "Mi padre se extrañaba cuando sacaba un notable", afirma esta sevillana que ha terminado los estudios conjuntos de Ciencias Empresariales y Relaciones Laborales con una nota media de 3.59 (lo que equivale a un clásico 9.6). Se trata del mejor expediente de su carrera, y de hecho de toda la Universidad Pablo de Olavide. Sin embargo, no ha sido la presión familiar, sino su propia autoexigencia, confiesa, la que la ha llevado a ser una estudiante modelo, lo que no le impide llevar una vida absolutamente normal para una chica de su edad, como ir al cine, salir con los amigos o a cenar con su novio. "Lo más importante es organizarse", afirma Julia, quien cree que la predominancia femenina en la excelencia académica es también cuestión de números. "Hay más chicas universitarias. En mi carrera, hay clases donde sólo hay un chico". En el futuro, aspirara a dedicarse al área de recursos humanos, sobre todo porque cree que está capacitada "para seleccionar y motivar al personal", aunque tendrá que aprender a dejar de lado sus emociones. "Reconozco que son muy sentimental", dice. Le ayudará, posiblemente, la carrera de Psicología que ha empezado y espera terminar en tres años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios