seguridad ciudadana | repunte de los robos con fuerza en establecimientos

Puente 'laborable' para los ladrones

  • Tres comercios del centro sufren robos en tres días

  • Los delitos se cometen siempre de madrugada

Comentarios 3

Los comercios del centro de Sevilla están empezando a sufrir una oleada de robos con fuerza, después de que los ladrones aprovecharan el puente festivo para asaltar varias tiendas. Al menos tres negocios del centro han sido desvalijados entre el 7 y el 10 de diciembre, precisamente las fechas elegidas por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para presentar el plan Comercio Seguro. A diferencia del año pasado, Zoido no escogió el casco histórico de Sevilla para visitar tiendas y repartir folletos entre los comerciantes. Pero tampoco se marchó muy lejos. Lo hizo en Jerez de la Frontera.

Apenas unas horas después de que visitara el centro de esta ciudad, durante la madrugada de este lunes, los ladrones forzaban al menos dos tiendas del casco histórico de Sevilla. Una de ellas es una tienda de ropa de la calle Méndez Núñez, a la que los delincuentes accedieron rompiendo con una maza uno de los escaparates y de la que sustrajeron una caja fuerte y la caja registradora. El robo se produjo entre las dos y las cinco de la madrugada. Los ladrones inutilizaron las alarmas con inhibidores de frecuencia. El responsable de la cadena a la que pertenece a la tienda no quiso hacer declaraciones a este periódico.

Una de las tiendas desvalijadas en Méndez Núñez Una de las tiendas desvalijadas en Méndez Núñez

Una de las tiendas desvalijadas en Méndez Núñez / Víctor Rodríguez

Sobre las cuatro ocurrió el segundo asalto, en una perfumería ubicada en Menéndez y Pelayo. En este caso fue un alunizaje. Los ladrones empotraron un coche contra el escaparate de la tienda y se llevaron numerosos artículos de alta perfumería. Buscaban material que tuviera una fácil reventa en el mercado negro, en páginas web y aplicaciones móviles de compraventa de objetos de segunda mano, en mercadillos o incluso ofreciendo los productos mediante el boca a boca.

La tienda desvalijada en Menéndez y Pelayo pertenece a una cadena de perfumerías que ha sufrido 29 robos desde septiembre de 2016. Fuentes de esta cadena explicaron ayer a este periódico que nunca habían vivido una situación así y lamentaron la indefensión que padecen. De esos 29 robos, 25 han sido en Sevilla, dos en Lepe, uno en Jerez y otro en San Fernando. Los robos comenzaron en septiembre del año pasado. Entre ese mes y el de marzo de 2017 sufrieron diez, que se pararon hasta el verano. Después del verano se han vuelto a recrudecer. En el mes de noviembre sus tiendas han sido desvalijadas ocho veces. Casi siempre los asaltantes siguen el mismo modus operandi, empotrando un vehículo contra el escaparate o bien rompiéndolo con mazas o machotas. Una vez dentro, pasan muy poco tiempo, conocen bien los artículos que quieren sustraer y se los llevan en pocos minutos. Luego se dan a la fuga con el mismo coche que utilizaron para el alunizaje.

Una cadena de perfumerías ha sufrido 29 robos desde septiembre de 2016

En muchos casos, estos robos han sido cometidos con vehículos del modelo Seat León, que los delincuentes roban por el mismo sistema de clonado de llaves que utilizan para sustraer los BMW. No se descarta que algunos de los delitos sufridos por estas tiendas sean obra de la banda del BMW, la red de aluniceros más activa del sur de España, al menos hasta que la semana pasada cinco de sus integrantes tuvieron un accidente de tráfico cuando huían de la Policía tras intentar robar en el Media Markt de Alcalá de Guadaíra. Uno de los ladrones, José Tirado Rodríguez, perdió la vida en el siniestro, y otros tres resultaron heridos graves.

Al día siguiente, otros delincuentes empotraron un Seat León contra otra tienda de esta cadena de perfumerías ubicada en la Ronda de Triana. Recientemente, la empresa sufrió otro robo en su negocio del Parque Alcosa, donde los ladrones utilizaron un todoterreno robado para empotrarlo contra la puerta del negocio. La tienda de Menéndez y Pelayo desvalijada este lunes ya sufrió otro robo similar el día 24 de noviembre, es decir, hace dos semanas. En el caso de este lunes, la Policía recuperó el coche empleado por los ladrones, un Seat León que figuraba como sustraído. En el del pasado miércoles, los agentes también recuperaron el vehículo, en la calle Alfarería, en Triana, no muy lejos del escenario del robo.

La Policía mantiene abierta una investigación para tratar de identificar a los autores de estos robos. Un equipo de la Policía Científica está analizando el coche y también las dos tiendas asaltadas durante la madrugada de ayer para tratar de hallar algún resto biológico o indicio que pueda ayudar a localizar a los delincuentes.

Alunizaje, fracturas de escaparates y rotura de cerradura son los métodos empleados

La madrugada del día 7 de diciembre, la misma noche en la que los aluniceros empotraban un Seat León contra la perfumería de la ronda de Triana, se registró otro robo con fuerza en el centro de la ciudad. Ocurrió en una tienda de la calle Chapineros, dedicada a la venta de muebles y de ropa vintage. El nombre del negocio de muebles es Ambara y el de la ropa lleva por nombre Camaleón. Lo regentan tres socios, José María Mérida, Luis Romero y María del Carmen Vicario. El modus operandi del autor o autores de este robo es distinto a los anteriores. Entraron forzando la reja de seguridad hasta desencajarla y abrir un hueco suficiente para que pudieran introducirse. Para ello arrancaron los anclajes laterales. Luego cortaron los candados de la puerta del negocio con un estilete y patearon las puertas hasta abrirlas. Una vez dentro, sustrajeron más de 150 prendas de ropa y dos sillones que se vendían al público por más de 2.000 euros cada uno. También se llevaron dinero, un prototipo de zapatillas en el que la firma estaba trabajando, una taza y varias etiquetas en blanco. También robaron una sábana que utilizaron para transportar el material robado a modo de saco.

Estado de una dependencia de uno de los comercios asaltados Estado de una dependencia de uno de los comercios asaltados

Estado de una dependencia de uno de los comercios asaltados / Víctor Rodríguez

"No solemos dejar dinero en la tienda, pero lo teníamos para pagar a los proveedores. Quien lo haya hecho ha estado en la tienda y ha visto bien cómo es el local. Lo tenía muy pensado", explicó este lunes a este periódico uno de los responsables, José María Mérida. "Dejaron el escaparate sin tocarlo demasiado, para que quien pasara por la calle no se percatara de que dentro estaban robando. Tuvieron tiempo para robar, y no me extrañaría que utilizaran una furgoneta para llevarse toda la mercancía. Esta calle, y todo el tramo de Francos hasta Robles, se queda muerta cuando cierran las tiendas".

Hasta hace unos días, la Policía no tenía constancia de un incremento de robos por el periodo navideño. Recientemente, la Policía Nacional detuvo a los autores de más de una decena de robos en establecimientos comerciales del centro de la ciudad, mayoritariamente restaurantes, pero los ladrones fueron puestos en libertad tras declarar en los juzgados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios