Sevilla

El Puerto culpa al Metro del vertido de hidrocarburos en el Guadalquivir

  • Ferrocarriles Andaluces y Capitanía Marítima niegan que la mancha venga del barco que encalló el lunes al retirar la arena depositada por las obras del puente

Comentarios 1

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Fernández, indicó ayer que el vertido de hidrocarburo en el río Guadalquivir a la altura de San Juan de Aznalfarache procede de un barco que encalló el pasado lunes cuando trabajaba en las obras del Metro retirando la arena depositada en el cauce para cimentar el nuevo puente sobre el río. "Parece que es la draga contratada por la UTE Metro de Sevilla", señaló Fernández, que especificó que "es un barco de pequeñas dimensiones y el vertido es muy pequeño".

La información que maneja el Puerto de Sevilla contrasta con los datos del Metro y la Capitanía Marítima. La draga, que empezó a trabajar en la zona el pasado 29 de septiembre, encalló el lunes a la altura del puente de hierro de San Juan, según la Capitanía Marítima de Sevilla, organismo dependiente del Gobierno central con competencias en la navegación, seguridad marítima y lucha contra la contaminación del medio marino. El Guadalquivir está bajo su jurisdicción en su tramo navegable, desde la presa de Alcalá del Río -donde acaban las competencias de la Confederación Hidrográfica- hasta la desembocadura.

Fuentes de Capitanía Marítima de Sevilla aseguraron que sus técnicos de seguridad marítima y de inspección de buques no han observado vertido alguno ni se ha visto salir combustible. Las mismas fuentes añadieron que la zona hundida es la popa, alejada del tanque de proa. El incidente fue notificado a Capitanía Marítima el pasado lunes a las cuatro de la tarde y sus técnicos se trasladaron esa mismo tarde. Al día siguiente se extrajeron 700 litros de gasoil del depósito, para lo que se colocó una barrera anticontaminación alrededor del barco como prevención, aunque fracasó la operación de reflote mediante inyecciones de aire comprimido en el casco.

La UTE Metro de Sevilla "no tiene constancia" de que el barco haya supuesto un "derrame de combustible" y le ha asegurado a Ferrocarriles Andaluces, ente de la Consejería de Obras Públicas, que la embarcación, que encalló al bajar la marea, "no tenía fractura por donde hubieran escapado residuos". Ferrocarriles Andaluces pidió el martes un informe oficial sobre los hechos a Metro de Sevilla, que a su vez lo solicitará a la subcontrata de la draga. Por su parte, la Consejería de Medio Ambiente tiene constancia de la existencia de un vertido, del que tomó muestras el pasado martes para realizar unos análisis cuyos resultados se conocerán en unos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios