Retranqueo de una calle cofradiera

  • Lictores vuelve al nomenclátor tras unos meses como Plaza de Jesús Presentado al Pueblo, insólito dada la proliferación de nombres de imágenes

Comentarios 21

Una calle en busca de la mejor ubicación. En una ciudad que se ha acostumbrado en los últimos tiempos a la proliferación de las calles dedicadas a imágenes sagradas y cofradías, ha tenido lugar un hecho que se podría calificar de insólito: el retranqueo de una de estas vías por petición popular. La presión vecinal ha hecho que la calle Lictores, a la espalda de la parroquia de San Benito, recupere su denominación tras llamarse durante unos pocos meses Plaza Jesús Presentado al Pueblo. Se trata de un hecho sin precedentes que ha deparado que la calle Jesús Presentado al Pueblo cuente con dos calles en apenas unos metros. Una de ellas con el calificativo de "antigua". Mientras que los lictores, que eran unos funcionarios públicos que existía en Roma durante el periodo republicano, vuelven a formar parte del callejero de la Calzada, son los alerces, unos árboles que crecían en este mismo lugar, los que abandonan el nomenclátor, no sin nuevas suspicacia de los residentes, algunos de los cuales ha mostrado su descontento mediante cartas al director enviadas al este periódico.

La junta municipal de distrito aprobó el cambio en su reunión de mayo con los votos favorables de populares y socialistas. Izquierda Unida y un colectivo vecinal se mostraron en contra. El cambio se hizo efectivo en el Pleno del pasado julio. Y no es que los vecinos de estas calles tengan nada en contra de la imagen titular de la Hermandad de San Benito. Seguro que el Martes Santo son muchos los que salen de nazareno con la cofradía. La acogida que tuvo el cambio demuestra que los residentes están identificados con el nombre original de esta vía, al tiempo que denota un cierto hartazgo, motivos religiosos aparte, a eliminar rótulos históricos de la ciudad para dedicárselos a imágenes y hermandades. Fuentes municipales aseguraron a este periódico que las críticas de una amplia mayoría de los vecinos y sus reproches a la modificación de esta calle han motivado esta marcha atrás.

Ahora el escenario se ha trasladado a la vecina calle Alerce, rotulada así en 1859 por el bosque de esta especie que existía en esta zona.

El anhelo de San Benito por dedicarle una calle a su imagen titular data de 1993, aunque fue hace un par de años cuando se retomó la idea con fuerza. La hermandad presentó al Ayuntamiento unas 5.000 firmas solicitando un cambio que fue aprobado, aunque el lugar elegido, a la vista de lo ocurrido, no fue el más adecuado. Desde el Ayuntamiento explican que se ha optado por la calle Alerce para no quitarle su nombre a nadie y aseguran que ya no hay voces discordantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios