Retraso en el derribo del centro comercial del Parque Alcosa

  • La promotora no podrá tirar el edificio hasta dentro de unos meses por causas financieras

El derribo del centro comercial Nueva Galería, ubicado en la Plaza de los Luceros del Parque Alcosa e inicialmente fechado para los meses de junio o julio, se retrasará varios meses debido a la imposibilidad de formalizar las escrituras de permuta de terrenos y adquisición de estos suelos por parte del Ayuntamiento. El retraso está causado por los problemas de la promotora con la entidad crediticia, que le deniega el préstamo para poder otorgar el edificio libre de cargas.

El representante de la promotora y dueño de los suelos, Pedro Cánovas, explicó a Europa Press que, aunque inicialmente solicitaron al Consistorio, dentro del acuerdo alcanzado, que una parte del dinero se les ofreciera en efectivo, la negativa de la corporación municipal y, con posterioridad, el rechazo del banco a ofrecer un préstamo en las condiciones solicitadas "han hecho que nos tengamos que enfrentar a varias hipotecas sin tener medios económicos".

"El edificio no se puede derribar hasta que no deje de ser nuestro, y como mínimo parece que la escritura no podrá firmarse hasta octubre", indicó Cánovas, que señaló que el plazo para poder escriturar finalizaría el 23 de ese mes, seis después de que el 23 de abril se firmara un acuerdo entre los promotores y la Gerencia municipal de Urbanismo.

El dueño de los suelos del Nueva Galería -cuya permuta por suelos para locales comerciales en terrenos de Los Bermejales estaba incluida en el acuerdo- aseguró, de hecho, que la próxima semana dará las órdenes para retirar la vigilancia privada y las vallas que permanecen en el inmueble a día de hoy, ya que ello les obliga a pagar unas cantidades de dinero "que no tenemos por qué afrontar, porque sólo es para tenerlos a todos contentos mientras el Ayuntamiento no hace nada por nosotros".

"Después de cinco meses que nos tuvieron parada la obra y nos tuvieran cortada la financiación", Cánovas dijo que, llegada la finalización del plazo sin que se hubiera podido escriturar -la promotora intenta ahora abordar el préstamo con otras entidades bancarias- seguirían adelante con la obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios