Declaración ante el juez

Salas dice que las cuentas de Contsa las llevó su hermano fallecido

  • El presidente asegura que dejó de captar dinero en noviembre, cuando tuvo conocimiento de los problemas de liquidez, y rechaza la imputación de estafa por ser "falsa".

Comentarios 8

El presidente de Contsa, José Salas Burzón, indicó hoy en su declaración que los detalles de la contabilidad de esta empresa --declarada en suspensión de pagos-- los llevaba su hermano, Rafael Salas, fallecido recientemente, y que era él quien conocía las cuentas de Contsa, tras lo que aseguró que tuvo conocimiento de los problemas de liquidez de la empresa a finales de noviembre del pasado año, momento en que, según apuntó, se dejaron de captar inversores. 

El presidente de Contsa Corporación Empresarial SA acudió hoy a declarar como imputado --junto con otro directivo de la empresa también denunciado-- al Juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla, donde el pasado 22 de febrero dos inversores ratificaron sendas denuncias por presunta estafa, delito societario y apropiación indebida. 

Según indicaron fuentes judiciales, Salas, que compareció ante la juez durante más de una hora, explicó en su declaración que él se encargaba de hacer los negocios y las diferentes operaciones de compra y venta, mientras que los estados de contabilidad los llevaba su hermano, fallecido recientemente en circunstancias que fueron investigadas.

Salas indicó que tuvo conocimiento de los problemas de liquidez de la empresa --que cuenta con un capital social de ocho millones de euros-- a finales de noviembre del pasado año y aseguró que en ese momento se dejó de captar inversores.

Atribuyó dicha falta de liquidez a la existencia de "una crisis en el sector del ladrillo" y al hecho de que los bancos no financian ninguna operación debido a la situación actual del sector.

A la salida de su declaración, Salas valoró su declaración y aseguró a los periodistas que "todo está muy bien". El presidente de Contsa, que negó las acusaciones que se le imputan y apuntó que son "falsas", aseguró estar "tranquilo y contento, pues todo ha ido muy bien".

Además, lanzó un mensaje a los inversores en el sentido de que "hay que tener ánimo y tirar para adelante", y aseguró que "hay patrimonio de sobra y no hay problemas, por lo que si me dejan trabajar cobraremos todos".

"Estoy tranquilo, pues con la verdad se va a todas partes", agregó el propio presidente de Contsa, que aseguró haber contestado a todas las preguntas y insistió en que "no hay ningún problema" y que da "por hecho" el archivo de ambas denuncias.

Declaración de uno de sus apoderados

Antes de la declaración de Salas prestó declaración uno de los apoderados de la empresa, Fernando L., quien fue denunciado por uno de los demandantes por un presunto delito de estafa.

Según fuentes judiciales, este apoderado, que no quiso hacer declaraciones a la prensa, aseguró en su declaración no tener conocimiento del funcionamiento interno de la sociedad y agregó que todo ese conocimiento lo tenía José Salas Burzón, mientras que él era "simplemente un apoderado que estaba para captar capitales".

En el interrogatorio, este segundo imputado, que lleva diez años de apoderado, apuntó que tuvo la primera noticia de los problemas de liquidez de la empresa a finales de noviembre del pasado año y aseguró que sólo gestionaba los préstamos, de forma que, según añadió, ante él no se emitió ni una sola firma. 

Al ser preguntado por la cadena de mandos de la sociedad, este apoderado aseguró que "el primero era Salas, el segundo Salas y el tercero Salas" y además insistió en que ignora la existencia de dinero 'A' y 'B'.

"Finge ignorar lo que sabe"

Por su parte, los representantes legales de Manuel Jiménez, uno de los denunciantes, que presentó una denuncia contra Fernando L. por presunta estafa y apropiación indebida, indicaron que Salas "finge ignorar lo que sabe" y apuntaron que el presidente de Contsa "no ha sido muy claro a la hora de indicar cómo funcionaba la empresa, pues ni siquiera sabe el montante de las cantidades debidas".

Además se mostraron sorprendidos por las declaraciones de Fernando L., de forma que el hecho de que "un empleado que capta grandes cantidades de capital no sepa cómo funciona exactamente la sociedad no parece algo correcto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios