Manuel Gallardo

De San Luis a San Fernando

  • Ha casado a tenistas y a princesas, a aristócratas y modelos. Es el fotógrafo del hotel Alfonso XIII y mañana, como hace desde 1985, abre su caseta de Feria.

ADOLFO Suárez legalizó a los comunistas y le dio a Manolo Gallardo (Sevilla, 1940) "por la tercera vía" el carné de periodista. En el aniversario de la República, experto en familias reales.

Pasó del Corral del Conde al hotel Alfonso XIII, donde trabaja de fotógrafo desde 1970. "He conocido a 16 directores". El último, Carlo Suffredini, italiano casado con una sevillana de Osuna. Nació en la calle San Luis y trabaja en la calle San Fernando. Dos reyes santos y primos hermanos. Desde la azotea del hotel, con las reformas de la obra de Jaime Montaner, se atisba, a ojo de diablo cojuelo, el real de la Feria donde Gallardo tiene caseta de Feria desde 1985.

Entre San Luis, arteria del Moscú sevillano, y San Fernando, hay un nexo: las fotografías de la Sevilla antigua que Gallardo busca en El Jueves, mercadillo del que es asiduo. Acaba de recibir a la segunda remesa de americanos en un hotel que inauguró Alfonso XIII y lo reinauguró en mayo de 1979, un mes después de las elecciones municipales, su nieto Juan Carlos I. "Entre 1976 y 1979 estuvo cerrado. El entonces alcalde, Félix Moreno de la Cova, nombró director del hotel a Antonio Infiesta, que estaba de director del cementerio".

Hijo de un carpintero que fabricaba juguetes de madera, padre de tres hijas (Laura, Rocío, Isabel), abuelo de seis nietos y uno de camino. De su real familia, a las familias reales. "En abril de 2000 estuvo en mi caseta la madre del Rey, llevaba once años sin venir a la Feria. Pidió una copa de Solera 1847 de González Byass". Fue la última Feria de doña Esperanza: en diciembre de 2000 murió.

En Manolo Gallardo hay un antes y un después: el servicio militar en el desierto del Sahara. A la vuelta, se centra en el oficio con su hermano Pepe y Jaime Peñafiel se lo lleva a la revista ¡Hola! "Mi primera boda fue la de Gloria de Orleans y Braganza con el heredero de Yugoslavia, en Villamanrique. La casé en su segunda boda con el duque de Segorbe".

Salió del corral del Conde para casarse. Lo casó gráficamente Antonio Dalda, fotógrafo de la Casa Real. "Mi maestro en Madrid, me enseñó a trabajar con el gran formato". Otro punto de inflexión en su carrera es la muerte de su amigo Paquirri el 26 de septiembre de 1984. Acompaña a Peñafiel en la salida del ¡Hola! y Paquirri con la Pantoja aparecen en la portada de la nueva revista.

Para promocionarla solicitan una caseta de Feria. "Nos la facilitó Fernández Floranes cuando era delegado de Fiestas. Había pertenecido a la Asociación de Sordos". Con sus colegas Manolo Ruesga y Ángel Doblado instituyen unos premios. "El primero fue para Espartaco". Con él hicieron el paseíllo en la caseta Curro Romero, Puerta, Camino, los Campuzano, Emilio Muñoz, Enrique Ponce... Tampoco sale una mala película: Brad Pitt, Ben Gazzara, Charlton Heston o Michael Douglas. "En presencia de Alejandro Rojas-Marcos, bailó sevillanas con Aurora Vargas".

Desde la azotea del Alfonso XIII, en el que fotografió a Fidel Castro, a Gorbachov, a Rainiero y cuantos jefes de Estado vinieron a la Expo, se ve el Palacio de San Telmo. "De presidentes de la Junta pasaron por la caseta a recoger sus premios Escuredo y Borbolla. Chaves estuvo 19 años en la presidencia y no vino nunca. De los presidentes del Gobierno estuvieron Felipe, Aznar y Rajoy". No es cura, pero casó a Bjorn Borg, a Manolo Santana y a Lolita. Bodas en Marbella. Le gusta volver a San Luis, aunque no se le caen los anillos por recordar la visita de aquellos dos cubanos exiliados en Miami, Brunilda Núñez de Piélago y Pepe Freixa, "que organizaron una fiesta en el yate que atracaron en el Náutico".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios