La fuente de Santa Isabel y el monumento a Santa Ángela de la Cruz en restauración

  • Han padecido el deterioro del tiempo y de las aglomeraciones, como es el caso de la santa que sufre "golpes que recibe de forma continua durante los actos de fe."

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines, ha iniciado los trabajos de restauración que consisten la colocación de la nueva taza de la fuente de Santa Isabel y la sustitución del pedestal del monumento de Santa Ángela de la Cruz.

Concretamente, las actuaciones relativas a la fuente, que comenzaron el viernes, se producen como consecuencia del mal estado de la conservación que evidencia y que ha sido provocado fundamentalmente por la agresión vandálica que sufrió en 2010. En la actualidad el conjunto presenta desprendimientos, fisuras, pérdidas de material y daños en la superficie e interior de la piedra.

Según el edil de Urbanismo, Maximiliano Vílchez “la propuesta de la Gerencia se centra, de manera especial, en la taza elevada del conjunto, cuyo diseño va a ser renovado, aprovechando su rehabilitación, proponiendo en su lugar uno más acorde y en mayor sintonía con el espacio emblemático donde se ubica”.

El proyecto recoge reducir hasta casi la mitad el volumen de este elemento, manteniendo su altura y proveyéndolo de un surtidor que resaltaría por encima del borde de la taza, contándose en este sentido con la aprobación de la Comisión Provincial de Cultura. De este modo, según ha señalado el delegado de Urbanismo, “se mantiene la proporcionalidad entre la base y la altura”.

Además del rediseño de la taza, la actuación incluye trabajos de renovación de la conducción del sistema hidráulico y la eliminación de elementos añadidos para devolver esta pieza a su estado original, como la rosca de losetas de piedra artificial colocada sobre el borde del pilón o morteros ajenos al estado original. Finalmente se limpiará toda la superficie y se aplicará sobre la misma un tratamiento biocida y antigraffitis.

Por su parte, la restauración del monumento erigido a Santa Ángela de la Cruz, también iniciada ayer viernes, incluye como tarea fundamental la sustitución del pedestal actual por otro realizado en piedra arenisca. “Se trata del elemento que presenta peor estado de conservación de todo el conjunto ya que en el se aprecian multitud de lagunas, grietas y descamaciones”, ha explicado Vílchez, quien ha apostillado que “estas patologías son propias de las características de la piedra de bateig de la que está hecha el pedestal y a los golpes que recibe de forma continua durante los actos de fe que tienen lugar en este monumento, que se ha convertido en un auténtico altar público al que acuden cada día numerosos fieles”.

El material empleado en el nuevo pedestal es piedra arenisca de Vinaixa, que tiene más dureza y durabilidad que la piedra basteig aunque tiene una apariencia similar.

Además esta actuación, se realizará una limpieza mecánica de la escultura, a la que se aplicará posteriormente un tratamiento de protección. También se limpiarán y estabilizarán las pátinas de bronce y se protegerá la aureola de la escultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios