Macetones, videovigilancia y más policías para reforzar la seguridad

  • Las medidas contra ataques terroristas se aprobarán en la junta de seguridad

Varios bolardos colocados en Vigen de Loreto. Varios bolardos colocados en Vigen de Loreto.

Varios bolardos colocados en Vigen de Loreto. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 2

Macetones, videovigilancia y más policías en la calle para reforzar la seguridad en la ciudad tras los ataques terroristas de la semana pasada en las concurridas Ramblas de Barcelona y el municipio costero de Cambrils (Tarragona). Éstas fueron algunas de las medidas abordadas este martes en la reunión de trabajo que mantuvieron el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, con los mandos policiales a fin de reforzar y potenciar los mecanismos de colaboración y coordinación en materia de seguridad entre ambas instituciones, así como entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la Policía Local.

Durante el encuentro, que tuvo un carácter técnico y en el que se decidió convocar la semana que viene una Junta de Seguridad Local, se acordaron medidas destinadas a reforzar la seguridad en la ciudad, "intensificando el trabajo conjunto y potenciando la coordinación". Entre las medidas analizadas se incluye el reforzamiento de determinadas estructuras pasivas en el casco urbano y la creación de un grupo de trabajo que elabore propuestas concretas. Igualmente se puso de manifiesto la necesidad de pedir responsabilidad a todos en el tratamiento de los temas de seguridad, en el convencimiento de que los ciudadanos entienden que la prudencia es imprescindible para garantizar la eficacia de las medidas.

En la reunión, que estuvo precedida de diversos contactos y reuniones preparatorias, estuvieron presentes también el jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, José Antonio de la Rosa; el jefe de la Policía Local, Pablo Ruiz-Berdejo; y la subdelegada del Gobierno en funciones, Ana Vielva.

Minutos después de la reunión, el alcalde socialista señaló que Sevilla cuenta con la "experiencia suficiente" en materia de seguridad por la magnitud de los dispositivos y planes coordinados por las instituciones para grandes celebraciones como la Semana Santa o la Feria de Abril. La idea es "rediseñar un conjunto de medidas de seguridad preventiva", a través de recursos que "habíamos pensado para grandes eventos y concentraciones y que ahora probablemente sean establecidos con carácter permanente en determinados lugares". Espadas avisó de que un plan de esta naturaleza requiere recursos y medidas "más allá de un bolardo o un macetón", porque "hay lugares donde un determinado obstáculo físico puede generar un problema para el acceso de los vehículos de los Bomberos o de cualquier servicio de emergencia".

El primer edil prosiguió esbozando los planes. "Hay lugares donde es más idónea la presencia de efectivos policiales, sitios donde se pueden establecer barreras físicas o medidas de seguridad pasivas y hay otros donde vamos a introducir otro tipo de elementos como la videovigilancia". Espadas aprovechó para lanzar un dardo contra Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior, y Javier Millán, portavoz municipal de Ciudadanos: "No es tan sencillo como poner o no poner un bolardo, la seguridad implica medidas más complejas".

Tampoco desaprovechó la ocasión para advertir que todas estas medidas de seguridad "implicarán un mayor gasto público, porque no se refuerzan gratis". Espadas expuso que los incrementos de efectivos en las vías públicas son "incompatible" con "determinadas restricciones" dictadas por el Gobierno central a las administraciones locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios