El Satse reclama más seguridad en el Infantil tras la agresión a un enfermero

Comentarios 1

El Sindicato de Enfermería (Satse) reclama al Hospital Virgen del Rocío que refuerce las medidas de seguridad en el Infantil para que se eviten, en la medida de lo posibles, situaciones violentas como la que sufrió un enfermero de Urgencias en la madrugada del sábado al domingo.

Un padre que acudió con su hijo al hospital Infantil, descontento por la demora en ser atendido su pequeño, arremetió contra un enfermero al que propinó golpes. El profesional sanitario se encontraba, en esos momentos, trabajando en el triage de Urgencias, donde se realiza la primera valoración a los pacientes. Tras sufrir la agresión verbal y física, el enfermero siguió el protocolo del Plan de Seguridad y presentó una denuncia en el centro hospitalario con el parte de lesiones.

Tras estos hechos, el Satse reclama a la dirección del Virgen del Rocío que refuerce las medidas de seguridad y coloque más cámaras de vigilancia en el Maternal y en el Infantil (cada hospital cuenta con un dispositivo en la puerta). El sindicato de Enfermería pide además que cada centro hospitalario cuente con un vigilante de seguridad para que medie en los posibles conflictos y evite las agresiones. En la actualidad, el Infantil y el Maternal comparten vigilante.

La secretaria de acción sindical de Satse, Josefa Botello, denunció que su formación ha detectado en los últimos años un incremento de los ataques a los enfermeros y pidió al Servicio Andaluz de Salud (SAS) "más seguridad tanto en las Urgencias hospitalarias como en las ambulatorias".

Durante 2007 se registraron 43 agresiones físicas denunciadas y 163 ataques verbales. Pero Botello incide en que la realidad es mucho más cruenta según los casos que llegan al sindicato: "Las situaciones violentas son continuas, diarias, pero muchos no se atreven a denunciar por miedo a las posibles represalias". Además de reclamar al SAS que aumente la seguridad en los centros sanitarios, Botello insiste en la necesidad de que las agresiones a los profesionales de la salud se juzguen como delitos, con penas de cárcel, y no como faltas. El Satse aplaudió, en este sentido, dos resoluciones del Tribunal Supremo que definen dos ataques a médicos como atentado a la autoridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios