calle rioja

Sevilla, Fortaleza y Mercado

  • Precedentes. Ramón Carande fue estudiante y después profesor en Múnich, ciudad a la que en 1995 viajó Rodríguez Almodóvar para hablar de Cuentos Populares Andaluces

Vehículos de la delegación del Bayern Múnich en la entrada del hotel NH Collection, en calle Diego Martínez Barrio. Vehículos de la delegación del Bayern Múnich en la entrada del hotel NH Collection, en calle Diego Martínez Barrio.

Vehículos de la delegación del Bayern Múnich en la entrada del hotel NH Collection, en calle Diego Martínez Barrio. / josé ángel garcía

En el hotel NH Collection, próximo al estadio Sánchez Pizjuán, el Bayern Múnich reservó anoche una cena para unos cuatrocientos comensales para atender a la delegación cultural, comercial y deportiva que acompaña al equipo en su visita a Sevilla. Karl-Heinz Rummenigge es director gerente del equipo y recordará los rugidos de la afición teutona cuando empezó a calentar en la banda en las semifinales contra Francia del Mundial de España que perdieron con Italia.

En 62 años de historia de la Copa de Europa, el Bayern Múnich es el único equipo que ha ganado esa competición el mismo año que la selección de su país ganaba el Mundial. Fue el 15 de mayo de 1974. En el último minuto de la final contra el Atlético de Madrid, que ya acariciaba el título con el gol inverosímil de Luis Aragonés a Sepp Maier, un tal Hans-Georg Schwarzenbeck, que hoy cumple 70 años, batió a Miguel Reina y obligó a un partido de desempate en el que golearon cuatro-cero a los colchoneros.

El equipo bávaro reservó una cena para unos cuatrocientos comensales en el hotel

Schwarzenbeck tiene apellido de uno de esos profesores con los que coincidió Ramón Carande en sus numerosos viajes a Alemania. Un país cuya cultura, como le ocurría a Ortega y Unamuno, admiraba profundamente. En la Biografía Ilustrada de su padre, Bernardo Víctor Carande enumera cinco viajes a Múnich del autor de Carlos V y sus banqueros, el español más alemán de nuestra historia. El primero le llega con el visto bueno del cónsul general de España en Múnich el 4 de mayo de 1911. Carande tiene 24 años, edad de futbolista. "Al llegar a Múnich se encuentra con que el docente privado al que iba recomendado, Rudolf Leonhard, se ha suicidado". De Múnich viaja a Berlín. Una década después vuelve con una excedencia universitaria de tres semestres. Estancias en Múnich, Berlín y Friburgo. De vuelta a España empieza a trabajar en una de sus obras más conocidas, que hoy suena con reminiscencias balompédicas, Sevilla, Fortaleza y Mercado.

La década de los años 30 llega con su nombramiento como rector de la Universidad de Sevilla, la II República, la guerra, la larga posguerra. En 1953 recorre media Europa, se encuenta con Marcel Bataillon y Ferdinand Braudel y hace dos escalas en Múnich. Ciudad a la que volverá en 1969 para ser investido doctor honoris causa por la Universidad de Colonia. En Berlín ve un trozo de Sevilla en la ópera Las bodas de Figaro. En Múnich ve en un teatro una obra de Ibsen. En Alemania, Jaime García Añoveros, que le sucederá en la cátedra de Derecho Financiero, y Manuel Olivencia, le dan la noticia de la muerte de Joaquín Romero Murube. Maestros de Economía en Berlín y Múnich es el título de su colaboración en el homenaje que la Universidad de Sevilla le hace a Juan de Mata Carriazo.

Schwarzenbeck suena a orillas del Manzanares a cuento de terror. Antonio Rodríguez Almodóvar viajó a Múnich en 1995 con otro tipo de cuentos. No visitó el estadio del Bayern, pero sí las cervecerías de una ciudad que recuerda "muy alegre y muy culta". Una ciudad muy importante en el territorio simbólico de este catedrático e histórico militante socialista que fue concejal de Educación. Viajó a Múnich para participar en Starnberger, ciudad-balneario de la capital de Baviera, en un Seminario de Cultura Popular Mediterránea. Habló de los Cuentos Populares Andaluces en los dominios de los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm, autores de Caperucita Roja, Hansel y Gretel o El Flautista de Hamelín.

En la ciudad-balneario de Múnich se proyectó El Príncipe Encantado, uno de los trabajos de Rodríguez Almodóvar. "Lo produjo Canal Sur y en el reparto estaba Carlos Álvarez-Nóvoa". Su presentador alemán habló de él como "tercer hermano Grimm", elogio que pasaría a las páginas de un periódico muniqués y años después lo repitió Ana María Matute en su discurso de ingreso en la Academia de la Lengua. "Pues sí, eso nació en Múnich".

Le cundió el viaje. Dio una conferencia en el Instituto Cervantes de la ciudad bávara y la Universidad de Salzburgo publicó en alemán una selección de sus cuentos con prólogo de José María Merino. Rodríguez Almodóvar recuerda esta visita alemana en puertas de presentar, 5 de mayo en la Feria del Libro de Sevilla, sus Memorias. Un género que tiene poco de cuento. De los hermanos Machado a los hermanos Grimm. "Los alemanes eran más indivisibles. Por lo visto Jacob era el más sabio y Wilhelm el que se encargó de su difusión. Creían que eran cuentos alemanes, pero el tiempo demostró que eran universales. Hay que verlo en el contexto de la guerra contra Napoleón, son un elemento aglutinador contra el invasor, pero hay cuentos que proceden hasta de la India. Lo más unitivo que hay en España son los cuentos populares, el folclore, en contra de lo que creen los nacionalistas".

El lobo Schwarzenbeck se comió a Caperucita Roja (y Blanca). Pero hoy son otros tiempos. Sevilla es Fortaleza y Mercado. El año que Antonio Rodríguez Almodóvar estuvo en Múnich, el Bayern ganó la Copa de la UEFA a doble partido contra el Girondins de Burdeos, que en octavos de final, con gol de Zinedine Zidane, eliminó al Betis en Heliópolis. Al Sevilla lo eliminó en cuartos de final el Barcelona, de quien después daría cuenta el hoy rival del Sevilla. Dos de los miuras con los que se medirá en duplicado el equipo de Nervión. Ya eliminó a un equipo, el Manchester United, cuyas iniciales (MU) son una onomatopeya taurina, y ahora viene otro de la tierra que tan bien conocía el nada futbolero Carande que empitona con la primera sílaba del nombre de la hermosa ciudad, MU-nich.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios