Sevilla exporta a Francia tecnología GPS para enfermos de alzhéimer

  • La compañía, fundada por dos jóvenes ingenieros, salta al mercado europeo gracias a esta nueva sucursal de Toulouse

Comentarios 2

La empresa sevillana Visión Sistemas de Localización ha abierto delegación en Toulouse, con el objetivo de impulsar la comercialización en Europa de su localizador especializado para personas con alzhéimer, Keruve, cuyas ventas ascienden a más de 1.000 productos. La compañía ha escogido esta ciudad del sur de Francia por ser "un lugar donde se están creando muchas empresas del sector aeronáutico, estrechamente relacionado con las telecomunicaciones, y sanitario, donde además hay un fuerte crecimiento económico", aclara Abilio Caetano, cofundador de la sociedad.

La entidad cuenta con clientes en Italia, Noruega, Francia, Grecia, México, Estados Unidos y Australia. Abilio Caetano esclarece que desde su empresa no han realizado ninguna labor de comunicación hacia estos países, sino que "gracias a internet nuestro producto se ha conocido en diferentes lugares". Esta nueva sede, la primera de la empresa sevillana fuera de nuestras fronteras, es gestionada por el ingeniero francés Damien Lozach, que colaboró con la sede de Sevilla en el departamento de Investigación y Desarrollo (I+D). En Toulouse la empresa sevillana desarrollará, además de labores de distribución del localizador para personas con alzhéimer, actividades de I+D, en colaboración con otras empresas. Sevilla, en cambio, conservará los departamentos de diseño, fabricación y software del producto.

La corporación es pionera en establecer comunicación directa entre el enfermo y el familiar, sin que éste precise de un sistema intermediario o un teleoperador que localice a la persona. El producto se compone de una pulsera-reloj, para el paciente y un receptor con pantalla para el familiar. "Es el único localizador con estas características, así el familiar puede ver en la pantalla un mapa que le indica dónde está la persona, sin tener que llamar a nadie, ni necesitar un ordenador", explica Caetano. El cofundador aclara que "el cuidador suele ser una persona de 50 años que no tiene por qué tener conocimientos tecnológicos, por lo que intentamos que el sistema sea lo más sencillo e intuitivo posible". El reloj Keruve, quecuenta con un cierre de seguridad que sólo puede abrir el familiar del enfermo, da una alarma si la persona sale de un radio de seguridad fijado. El sistema, que también es pionero en el uso de un reloj como dispositivo, se sirve del medio GPS para localizar al paciente, aunque si está en el interior de un edificio utiliza un segundo sistema GMS que funciona con telefonía móvil.

El localizador surgió de la iniciativa de dos jóvenes estudiantes de Ingeniería de Telecomunicaciones, Paqui García y Abilio Caetano, en el año 2005. "No queríamos pedir dinero a nuestras familias y decidimos presentar el proyecto a concursos y así lo financiamos", comenta Caetano, que explica que gracias al apoyo de la Consejería de Ciencia e Innovación consiguieron finalizar la investigación en 2007. Los jóvenes ganaron el Galardón 28-F a la Iniciativa Emprendedora 2007 de la Junta y el primer Premio III Concurso Emprendedores Universitarios 2005 (EOI - Grupo Joly), entre otros. La compañía lanzará antes de navidades dos nuevos localizadores para niños autistas y mayores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios