Nueve familias de Sevilla Este denuncian que Emvisesa está intentando desalojarlas

Nueve familias que residen en promociones de la empresa municipal de vivienda de Sevilla, Emvisesa, ubicadas entre las calles Profesor Manuel Clavero, Periodista Eduardo Chinarro Díaz y Andrés Martínez de León, en Sevilla Este, pidieron ayer soluciones al equipo de gobierno de Juan Ignacio Zoido, tras alertar del intento de "desalojo y el acoso" que, aseguran, están viviendo para que abandonen unos inmuebles que, afirman, les fueron entregados por Emvisesa a partir de agosto y que pagan a través de su entidad financiera "todos los meses" a la citada empresa. Estos vecinos achacan esta situación a lo que creen puede ser un "error administrativo, que Emvisesa se niega a reconocer".

Estas familias ofrecieron ayer una rueda de prensa, junto al portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Antonio Rodrigo Torrijos, quien está mediando para encontrar una solución "después de que hace un mes Zoido dijera que en 48 horas lo resolvería". Torrijos anunció que llevará una moción al próximo Pleno para que se cree una comisión de investigación con todos los grupos políticos para aclarar lo ocurrido, que se convoque el consejo de administración de Emvisesa sobre el tema y que la empresa pública "cese en su modo de actuar", que calificó como "un inhumano escrache" por parte del gobierno de Zoido.

El portavoz de IU indicó que desde agosto de 2012 diez familias, una de las cuales ya se ha marchado, comenzaron a mudarse a las viviendas que habían solicitado a Emvisesa, después de que "una persona que se identifica como miembro de Emvisesa los llama para decirles que tienen los requisitos necesarios y que les harán entrega del piso". Explicó que esta persona les entregó las llaves del piso, el mando del garaje, la cédula de habitabilidad para contratar agua y luz y un número de cuenta de Emvisesa para abonar los alquileres, entre otra documentación, "papeles que sólo tiene Emvisesa".

Sin embargo, "meses después Emvisesa los llama diciendo que su ocupación es ilegal", añadió, tras calificar la situación como "escandalosa" y como un "incumplimiento mayúsculo de Zoido que dijo que no se producirían estas situaciones con vecinos de Emvisesa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios